El Atlético Tordesillas consigue derribar la defensa numantina

Informa : Andrés Vilagarcía

Fotografía: Diego Rayaces

Los rojiblancos volvieron a vencer cinco jornadas después ante el Numancia B gracias a un solitario gol de Villa, en un encuentro donde las defensas se impusieron a los ataques

 El Atlético Tordesillas volvió este domingo a sumar una nueva victoria a costa del Numancia B, al que venció por un gol a cero, en un encuentro muy disputado por ambos conjuntos, en el que las defensas sobresalieron por encima de los ataques.

La mejor defensa del grupo octavo aguantó algo más de una hora de partido con la portería a cero, pero el tanto de Villa rompió las tablas a favor de los rojiblancos para dejar los tres puntos en Las Salinas, después de que los últimos dos partidos en casa se saldaran con derrota.

El Torde salió con fuerza y fue el primero en llegar al área local. En apenas treinta segundos provocó el primer saque de esquina del partido, pero los sorianos no tardaron en responder por medio de Viguera en el minuto seis.

Conejo pudo abrir el marcador con un disparo desde la frontal del área, pero salió rozando el larguero. Unos diez primeros minutos vistosos pero que no fueron reflejo de lo que iba a ser la primera mitad.

A partir de ahí el encuentro entró en una fase carente de ocasiones claras, con demasiado balón en largo y con las defensas bien plantadas sin conceder nada a su rival. No fue hasta la media hora cuando Cota tuvo la ocasión más clara de la primera parte para los sorianos, en la que desde el área pequeña no acertó a empujar un balón muerto que acabó saliendo por encima de la portería de Sergio.

El partido se abrió por momentos, con los equipos estirados, llegaron varias ocasiones con las que se cerró la primera parte. Borrego, con un disparo desde dentro del área, y después otra vez Conejo, desde la frontal a la salida de un córner, no tuvieron fortuna. Tampoco Alfredo para el filial numantino con un remate de cabeza que atajó Sergio, con el que se marcharon a vestuarios.

En la segunda mitad, fueron los visitantes los que avisaron primero. Guillermo intentó sorprender a Sergio con un disparo desde la frontal que se marchó muy cerca de la escuadra. El Torde intentó responder rápido por medio de Borrego, que a la media vuelta dentro del área disparó demasiado centrado.

De nuevo el partido se volvió a igualar gracias a las defensas, dejando claro que quien consiguiese abrir el marcador, era el que se iba a llevar la victoria. Y eso lo hizo el Torde, ya que sus cuatro de atrás, incluído Sergio, rindieron a un altísimo nivel durante todo el encuentro, y también en parte a que Sedano acertó más en los cambios que su homónimo en el Numancia B.

Mato sustituyó a Héctor, que había visto cartulina, y dio frescura y llegada a los tordesillanos en ataque. De hecho el único tanto del encuentro llegó solo seis minutos después de su entrada al terreno de juego y con él como uno de los protagonistas de la jugada.

Conejo filtró un buen balón para Mato dejándole solo ante Campos, que le ganó la partida en el mano a mano, pero el rechace del guardameta rebotó sobre el jugador rojiblanco dándole sin querer una asistencia a Villa, que llegando desde atrás, introdujo la pelota al fondo de la portería soriana en el minuto seseinta y seis.

Con el gol en el bolsillo, los tordesillanos demostraron que también saben defender bien, desvarantando todas las ocasiones de los numantinos, a pesar de que dispusieron de un par de ellas para conseguir el empate. En la más clara, Sergio estuvo de nuevo muy atento para detener el balón tirándose al suelo cuando la afición visitante cantaba el gol.

Un Sergio que volvió a dejar a Las Salinas helada, dando de nuevo el susto en el minuto ochenta y nueve, cuando salió a despejar con los puños un balón con la mala fortuna de chocar con Alfredo y caer al suelo mareado y perdiendo la consciencia por segundos, obligando a que las asistencias de ambos conjuntos salieran a atender rápidamente al jugador.

El portero pudo recuperarse y terminar el partido si mayores apuros, ya que el Numancia B apenas inquietó su área en los cuatro minutos de tiempo añadido. El resultado pudo ser algo mayor, de no ser porque la parada del encuentro la realizó Campos al disparo de Bayón despejando el balón a córner, sin haber tiempo para más.

Tres nuevos puntos para el Atlético Tordesillas, que vuelve a recuperar sensaciones tras sumar dos empates y dos derrotas en sus últimos encuentros, colocándose en octava posición de la tabla con veinticuatro puntos, a cinco de los puestos de playoff y antes de visitar el próximo sábado el Adolfo Suárez para enfrentarse al Real Ávila.

Atlético Tordesillas: Sergio, Abel Blanco, Joni, Lamas, Viti, Conejo, Juanmi (Bayón, min.73), Héctor (Mato, min.60), Oli (Cisneros, min.83), Villa y Borrego.

 Numancia B: Campos, Checa (Silva, min.46), Raúl Álvarez, Pomareta, Viguera, Ander, Jesús Torres (Álvaro, min.67), Guillermo, Alfredo, Vallejo y Cota (Albitre, min.77).

 Goles: 1-0: Villa, min.66.

 Árbitro: Piñuel Peña. Amonestó por parte local a Héctor y Juanmi, y a los visitantes Jesús Torres y Vallejo.

 Incidencias: Partido correspondiente a la décimo quinta jornada en el grupo octavo de Tercera División disputado en Las Salinas ante unos 300 espectadores. Antes de comenzar, se guardó un minuto de silencio por el fallecimiento de D. Severino Sigüenza, fundador, socio número 1 y expresidente del Atlético Tordesillas.

Esta web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Si continúa navegando dará su consentimiento para su aceptación.

ACEPTAR