El buen juego del Atlético Tordesillas no puede con la pegada del Astorga

Informa : Andrés Vilagarcía

Fotografía : Diego Rayaces

Los rojiblancos dominaron con el balón a los maragatos, quienes supieron aprovechar las dos ocasiones más claras que apenas concedió el Torde en el encuentro

 Muchas veces jugar bien al fútbol no significa que vayas a ganar. Pues eso es lo que le ocurrió este domingo al Atlético Tordesillas, que volvió a ser mejor que su rival pero la falta de puntería y la pegada del ataque del Atlético Astorga privó a los de Sedano de un premio mayor ante el tercer clasificado del grupo octavo de Tercera.

Seguramente el encuentro con más posesión de balón de los rojiblancos en lo que llevamos de temporada, no lo pudo aprovechar para encontrar el gol y quedarse a cero por segunda vez en diecisiete partidos, ante un equipo que sí supo aprovechar bien el par de ocasiones claras que concedió el Torde en todo el encuentro para quedarse con los tres puntos.

Apenas se llevaban quince segundos de partido cuando Javi Amor ya mandó un balón por encima de la portería de Iago, de nuevo titular bajo los palos cuatro encuentros después. El Torde no se dejó asustar por la primera llegada del Astorga y comenzó ha hacerse dueño del balón para ya no soltarlo durante los noventa minutos.

Los acercamientos al área defendida por Samuel no tardaron en llegar y así los rojiblancos provocaron tres córners durante los primeros diez minutos. El conjunto maragaro, bien plantado en defensa, apenas concedía peligro a balón parado, al contrario que el Torde, que volvió a defender mál otra falta.

El Astorga abrió el marcador en el minuto ocho gracias a una infracción señalada en tres cuartos de campo rojiblanco que Gonzalo se encargó de poner al punto de penalti. Diego del Castillo se elevó más que nadie y remató de cabeza y de espaldas a la portería un balón que acabó metiéndose en la portería de Iago, que nada pudo hacer con su estirada.

A pesar del tanto maragato, los tordesillanos no perdieron en ningún momento la cara al partido y continuaron con el mismo guión de mantener el balón, tocando y llegando bien por bandas al área rival. Volvieron a provocar varios córners, en los que Lamas pudo poner el empate con un remate de cabeza que se fue por poco.

El Torde funcionaba bien en todas sus líneas y solo concedió otra falta peligrosa al borde del área, que esta vez sí defendió bien. Pero, mediada la primera mitad, comenzaron a aparecer varios contratiempos para los de Sedano que pusieron más cuesta arriba el encuentro.

El primero de ellos el árbitro, Valdés Varela, del colegio berciano, que con sus decisiones desesperó a los jugadores y afición rojiblancos, dejando sin amonestar a varios futbolistas maragatos, al contrario de lo que hacía con los del Tordesillas, en infracciones parecidas.

Luchando también contra eso, los locales dispusieron de dos ocasiones muy claras para poner el empate antes del descanso. En la primera de ellas Chete sacó el balón sobre la línea de gol, y en la segunda Samuel hizó un paradón al disparo de Oli desde la izquierda.

Tras ello, el extremo rojiblanco se tuvo que retirar lesionado dando entrada a Mato a falta de tres minutos para el final de la primera mitad, que terminó con la grada rojiblanca muy enfadada con la actuación del trío arbitral. En el descanso, Sedano tuvo que recomponer de nuevo el equipo dando entrada a Abraham, en otro contratiempo inesperado por las molestias con las que se retiró Abel Blanco.

 

Tras la reanudación, la segunda mitad comenzó igual que la primera, con el Torde apretando al Astorga desde las equinas con varios córners a favor que tampoco supieron aprovechar ante una zaga verdiblanca muy atenta por las alturas. Y como dice la canción de Camilo Sexto “… siempre se repite la misma historia…”, cuando mejor estaba el Torde, volvió a recibir otro tanto.

De nuevo en el minuto ocho, esta vez de la segunda mitad, un error de Lamas en la salida con el balón desde atrás provocó la recuperación de Puente, que tras una gran jugada personal por el costado izquierdo, se internó dentro del área y puso el pase de la muerte para que Villa, llegando desde atrás, solo tuviera que empujar el balón al fondo de la portería.

Un mazazo para los rojiblancos del que les costó levantarse. Lo hicieron, pero se toparon con un Astorga muy bien plantado en defensa, desbaratando todas las ocasiones de peligro que generaban los hombres de ataque tordesillanos. Sedano gastó su último cartucho con Cisneros, en busca de recortar diferencias en el marcador, mientras que Diego Merino introdujo a Otia para apuntalar el centro del campo.

El Tordesillas lo seguía intentando con buen juego combinativo, mientras que los visitantes lo paraban con numerosas faltas y en esas el árbitro volvió a hacer de las suyas. No señaló una falta clara a Héctor y sí lo hizo en la siguiente jugada a favor del Astorga, lo que calentó los ánimos de varios jugadores provocando una tangana que acabó con Mato y Chete amonestados.

La insistencia de los locales por fin iba a encontrar el premio a tanto trabajo en el minuto setenta y seis, pero el tanto de Borrego fue anulado por un dudoso fuera de juego, tras el rechace del portero, lo que acabó de minar la moral de los rojiblancos que intentaron hasta el final acercarse en el marcador colgando balones al área que la defensa maragata se encargó de despejar para amarrar el resultado y llevarse los tres puntos de Las Salinas.

Nueva derrota del Atlético Tordesillas en casa, a pesar de dominar en el partido con más posesión de balón y ratos de buen fútbol, lo que le deja en décima posición de la tabla con veinticinco puntos, a siete del play off y trece por encima del descenso, antes del parón en la competición por culpa de la disputa de la I Fase de la XI Copa de Regiones UEFA que jugará la Selección de Castilla y León en Salamanca entre los días ocho y diez de diciembre.

Atlético Tordesillas: Iago, Abel Blanco (Abraham, min.46), Joni, Lamas, Viti, Bayón, Juanmi (Cisneros, min.65), Héctor, Oli (Mato, min.39), Villa y Borrego.

 Atlético Astorga: Samuel, Jorge, Borja, Chete, Asiel, Diego del Castillo, Diego Peláez (Emilio, min.79), Gonzalo, Roberto G. Puente, Villa (Sergi, min.89) y Javi Amor (Otia, min.65).

 Goles: 0-1: Diego del Castillo, min.8; 0-2: Villa, min.53

 Árbitro: Valdés Varela (colegio berciano). Amonestó a los locales Lamas, Abel Blanco, Villa, Juanmi, Mato y al preparador físico Alberto Ruiz. Por parte visitante vieron cartulina Puente, Javi Amor, Chete y Villa.

 Incidencias: partido correspondiente a la décimo séptima jornada en el grupo octavo de Tercera División disputado en Las Salinas ante unos 300 espectadores.

 

Esta web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Si continúa navegando dará su consentimiento para su aceptación.

ACEPTAR