Últimas noticias

El Grupo de Danzas y Percusión ‘El Corro’ apuesta por la difusión del folclore desde la base

Fundado en 2012, cuenta con hasta 40 integrantes de diferentes edades, que representan el presente y el futuro para mantener vivas las tradiciones

Apenas seis años después del nacimiento del Grupo de Danzas y Percusión ‘El Corro’, nos recibe su presidente y fundador, Miguel Ángel Martín Zarzuela. Con un nombre que tiene su origen de los corros típicos de las plazas castellanas, como es el caso de los de la Villa del tratado, y un escudo o pendón que representa un corro bailando alrededor del escudo de Tordesillas, la agrupación está actualmente formada por cerca de cuarenta integrantes, aunque estas cifras fluctúan en función del año. ‘El Corro’ agrupa tanto a niños y niñas como a jóvenes o adultos, sin hacer excepciones entre quienes han bailado o no con anterioridad, y apostando por continuar con la tradición del folclore castellano.

Su sinfín de actuaciones se ve incrementado durante el período estival, ya que es cuando acuden a diferentes fiestas de pueblos, procesiones, intercambios junto a otras agrupaciones o bodas propias de la tierra. Son varios los eventos que a lo largo del año realizan en Tordesillas, como es el caso, en el mes de abril, de su ‘Vermut Castellano’, donde se dan cita varios grupos de Valladolid y provincia. Ese día recorren las diferentes arterias del municipio amenizando esta costumbre tan tradicional con sus bailes y danzas, para después dar paso a una comida todos los grupos participantes a modo de hermanamiento. En los últimos años el resultado ha sido muy positivo, con una gran acogida tanto como por el público como de los participantes.

Su festival Nacional de Danzas supone otra de las piedras angulares dentro de los eventos en los que son partícipes cada año. Normalmente buscan traer a Tordesillas a un grupo de danzas de Castilla y León y otro de fuera de la región, en una clara apuesta por arraigar una música y unas tradiciones que en muchas ocasiones se han perdido en favor de otros géneros regionalistas como es el caso de las romerías o el flamenco.

En este sentido, echan en falta, a veces, la falta de identidad folclórica. “El folclore visto como está ahora es un poco fósil, son piezas estáticas. Nosotros lo que tratamos con nuestra iniciativa es mantenerlo vivo. En otras autonomías el apoyo de los políticos es una pasada, como hemos visto en Murcia. En Castilla y León no existe ese apoyo, tenemos una subvención mínima, pero todo el esfuerzo lo hacemos nosotros, a veces sin llegar a cubrir gastos. Y no lo hacemos como negocio, ya que tenemos que dedicar mucho tiempo y trabajo”, señalan.

La apuesta por tratar de “echar raíces” desde la base, les ha llevado, desde su creación, a poner en marcha un Festival Infantil, y que este año cambiará de fecha al 1 de diciembre en un evento que tendrá lugar en las Casas del Tratado. Desde la agrupación consideran importante llevar el folclore a los más jóvenes, y conscientes de ello, con motivo de la celebración del Día de Villalar, hacen jornadas en colegios y guarderías de Tordesillas para meter la espinita del folclore. Explican por qué se visten así, lo que hacen, el por qué del baile, el mundo de la labranza… Además, suelen dividir el colegio por grupos y les enseñan algunas jotas, para después bailar en conjunto, en una actividad que han desarrollado en municipios como es Tordesillas y fuera de él.

Sobre el futuro de la agrupación se muestran esperanzados por la llegada de nuevos integrantes, y abren las puertas a aquellos que a partir de los cuatro años quieran formar parte de ‘El Corro’. Reconocen que se encuentran en un momento de muchos cambios, donde las vacaciones de verano, por ejemplo, hacen que se reduzca mucho el número de participantes.

Entre su repertorio destacan piezas que son propias de aquí, incluidos pasodobles bailados con mantones de manila, baile propio y principal seña de identidad, que se bailó el martes del Toro de Vega. Otro de sus bailes más reseñables es la Copla al puente de Tordesillas, Zarzuelas coreografiadas y cantadas…

En total, cerca de cuarenta bailes que van modificando cada año con el objetivo de innovar ante el público asistente a los eventos en los que participan. Todo un ejemplo de cómo hacer región para tratar de no olvidar unas raíces, las de Castilla, que día a día parecen caer más en el olvido si no fuera gracias a agrupaciones como ‘El Corro’, que mantienen vivo el folclore de nuestra tierra y de nuestra Villa.

Esta web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Si continúa navegando dará su consentimiento para su aceptación.

ACEPTAR