Descartado el confinamiento domiciliario, solo las provincias de Segovia, Ávila y Palencia verán incrementadas sus limitaciones, mientras que Mañueco anuncia que «el proceso de vacunación avanza a buen ritmo y va a agilizarse».

La Junta de Castilla y León ha anunciado este jueves, en la comparecencia que ha seguido al Consejo de Gobierno -en el que han estado presentes los miembros del Comité de Expertos contra la pandemia- que la comunidad verá prorrogadas, indefinidamente, y mientras dure el Estado de Alarma, las actuales restricciones sanitarias. Así, medidas como el cierre perimetral de la comunidad autónoma, el toque de queda de 22:00 a 6:00 horas y la limitación de las reuniones privadas a seis personas, seguirán acompañando a los castellanos y leoneses en adelante, debido al «rápido avance de la pandemia en su tercera oleada».

Tan solo las provincias de Segovia, Ávila y Palencia, por tanto, verán incrementadas sus restricciones, con el cierre del interior de los establecimientos hosteleros o de los Centros Comerciales, entre otras medidas. El resto de provincias, por el momento, continuarán en nivel cuatro de alarma, pero podrán seguir operando con las mismas limitaciones que hasta el momento.

«La evolución de la pandemia muestra fuertes repuntes en varias provincias de la comunidad con tendencia creciente y una velocidad muy notable en cuanto a la incidencia acumulada. Ante esta situación, los expertos nos han pedido que actuemos con urgencia para minimizar el daño que la tercera ola conlleva», ha explicado el presidente de la Junta, Alfonso Fernández Mañueco.

«Hemos aprendido las lecciones de la primera y la segunda ola. Cuanto antes tomemos medidas que se han demostrado claramente eficaces antes controlaremos la ola y más cortas se harán las restricciones en el tiempo», ha argumentado Mañueco, quien señala que el nuevo criterio en adelante para valorar la evolución de la pandemia se establecerá en función de la incidencia acumulada a siete días.

Descartado definitivamente el confinamiento domiciliario

Estos acuerdos entran en vigor este viernes, después de que el Gobierno Central haya descartado la petición de la Junta para llevar a cabo un confinamiento total, tal y como pedían los expertos del comité de la Junta y la propia consejera de Sanidad, Verónica Casado. Tal y como señaló el Ministro de Sanidad este jueves, Salvador Illa, un confinamiento como el de marzo «no está autorizado por el Estado de Alarma», sino que «existen otras herramientas». Preguntado acerca de si en el Consejo de Gobierno se ha tratado el asunto del confinamiento domiciliario, Mañueco ha respondido negativamente, apuntando que «es una decisión que está fuera de nuestra competencia».

Más labores preventivas y agilización de las vacunaciones

Mañueco ha señalado, como principal herramienta para combatir esta tercera oleada, «las políticas de prevención y anticipación». En este sentido, señala que «estamos incrementando los cribados masivos en poblaciones donde se detecta alto contagio, así como reforzando los rastreos.

En cuanto al proceso de vacunación, el presidente ha señalado que «va a buen ritmo». «22.110 personas han sido vacunadas hasta el día de hoy, y esperamos incrementar estos datos en los próximos días». Mañueco también ha señalado que ha exigido al gobierno la recepción de vacunas en función de la población en residencias y sus trabajadores.