Los leoneses superan por la mínima a los rojiblancos y dejan al equipo de Turiel muy cerca de los puestos de descenso

 Informa: Andrés Villagarcía

Fotografía : Diego Rayaces

 Semana de dolor y padecimiento para los más religiosos y también para los aficionados del Atlético Tordesillas que han visto como este Jueves Santo la Virgen del Camino vencía en Las Salinas por cero goles a uno y deja al equipo de Jesús Ángel Turiel muy cerca de los puestos de descenso a falta tan solo de cuatro jornadas para el término de liga en las que les va a tocar sufrir si continúan así.

Un sufrimiento que se alarga ya seis semanas en las que el Torde no conoce la victoria, y en consecuencia, complicándose la vida para conseguir una salvación que ya tendría que estar prácticamente cerrada y que ahora tendrá que buscar y luchar ante equipos que también se la juegan.

No entraba en los planes de nadie que los rojiblancos perdieran este jueves ante un rival que baja prestaciones a domicilio, pero el Torde no fue el de otras veces en casa.  No se les da bien jugar por las mañanas a los tordesillanos -la temporada pasada también perdieron en Las Salinas en el único partido jugando por la mañana- y esta vez lo volvieron a demotrar estando fuera del partido durante muchas fases, con poca intensidad y sin apenas inquietar la portería rival.

Con tan solo un cambio con respecto al pasado partido frente a la Gimnástica Segoviana, el de Joni por la ausencia de Lamas en el centro de la zaga, salió el Torde a buscar la victoria ante su público, pero desde el primer momento se vio que iba a ser una tarea bien difícil la de conseguir los tres puntos. Los leoneses llegaron primero a la portería de Chuchi, que falló en el saque de puerta y cedió el balón al rival, un error que enmendó Cristian despajando el esférico.

Con el paso de los primeros minutos los rojiblancos mejoraron sobre el terreno de juego y empezaron a llegar por bandas al área rival aunque con poco peligro. Abraham puso un centro algo pasado que remató Rubo mánsamente a las manos de Kuni. Villa tuvo la más clara tras recoger un balón muerto dentro del área tras un saque de esquina, pero su disparo se le fue por encima de la portería visitante.

A partir de ahí, fue la Virgen quien más lo intentó en la primera parte, sobre todo a balón parado. Dani Alonso obligó a emplearse a fondo a Chuchi con un lanzamiento de falta desde el pico derecho del área al que el guardameta contestó con una gran parada. Minutos después, el portero rojiblanco tuvo que salir de su área para evitar el mano a mano de Aarón tras un gran pase a la espalda de la defensa rojiblanca.

Con Rubo intentando hacer la guerra por su cuenta, único en presionar la salida del balón de los verdiblancos, la Virgen siguió generando peligro por medio de Porfi que se sacó un gran disparo desde muy lejos obligando de nuevo a Chuchi a realizar otra buena parada. Los visitantes vieron que por banda derecha podían hacer daño y Lucho puso en aprietos en varias ocasiones a Abraham. En una de ellas el delantero sacó un centro perfecto que se paseó por el área y que no encontró rematador.

Gago fue el último en probar suerte antes del descanso rematando un lanzamiento de falta que se marchó por poco ante un Torde irreconocible que le costaba cruzar los tres cuartos de campo de la Virgen.

En la segunda parte los rojiblancos tuvieron sus oportunidades antes de que los leoneses se adelantaran, pero no estuvieron acertados de cara a puerta. Joni remató un saque de esquina pero no sorprendió a Kuni. Tampoco un centro de Adalia encontró rematador tras un gran pase de Viti al espacio y minutos después Juanmi no acertó en el mano a mano ante el portero visitante tras una combinación con Mato, quien saltó en la segunda parte y mejoró al Torde en ataque.

La Virgen siguió a lo suyo, provocando las imprecisiones rojiblancas en el centro del campo y pilló desprevenido al Torde en la jugada del gol. Chuchi volvió a resolver un fuerte disparo con una gran parada abajo, pero Aarón recogió el rechace y acabó anotando el gol que iba a suponer la victoria en el minuto 76. Cuarto de hora le restaba al Torde para enmendar el encuentro intentándolo tímidamente con algún centro de Mato desde muy lejos a la desesperada, ante una Virgen que se limitó a defender el resultado.

Al final, nueva derrota del Atlético Tordesillas que elige el camino del calvario hasta final de temporada para conseguir una salvación que va a estar muy reñida entre muchos equipos. Ahora toca semana y media para preparar el crucial encuentro ante el Villaralbo, que ya no se juega nada, pero que querrá sorprender a un Torde que llegará con la presión de ganar a toda costa.

Atlético Tordesillas: Chuchi, Ruiz, Abraham (Mato, min.54), Cristian, Joni, Viti, Villa, Héctor, Rubo, Adalia (Bayón, min.60) y Juanmi (Carlos, min.78).

 Virgen del Camino: Kuni, Gago, Rabanal, Negral, Mario (Álex, min.46), Porfi, Aarón, Esaú, Lucho (Mena, min.84), Dani Alonso y Aser (Gagik, min.65).

 Goles: 0-1: Aarón, min.76.

 Árbitro: Sánchez Polo (salmantino). Amonestó por parte local a Ruiz y expulsó por doble amonestación a Bayón. Vieron cartulina por parte visitante Rabanal y Mena.

 Incidencias: Partido correspondiente a la trigésimo cuarta jornada del grupo octavo de Tercera disputado en Las Salinas ante unos 200 espectadores.