Del total de seleccionados, 14 vinos de bodegas cooperativas de Castilla y León pasan a la cata final que se celebrará el 2 de junio en Tordesillas y donde han participadoun total de 442 vinos.

Ya se conocen cuáles son los vinos finalistas de la XVIII edición de los Premios Manojo. El comité de cata formado por 45 expertos en análisis sensorial, presidido por Tomás Postigo, durante dos días ha estado catando en el Hotel los Toreros de Tordesillas los 442 vinos presentados al concurso, y ha elegido los 64 que pasarán a la final, entre los cuales se encuentran 14 procedentes de bodegas cooperativas de Castilla y León.

Así lo ha desvelado la Notario del Colegio Oficial de Notarios de Castilla y León, Ilma. Sra. Dª. Ana Mallada García, ante el presidente del Comité de Cata, Tomás Postigo, el presidente de Urcacyl, Fernando Antúnez García y su director Jerónimo Lozano. Estos vinos serán los que competirán en la fase final, por alzarse con uno de los 27 Premio Manojo 2022. (oro plata y bronce en cada una de las ocho categorías y Grandes Manojo en las tres categorías con mayor participación)

Durante las dos próximas semanas desde Urcacyl se visitarán todas las bodegas con vinos finalistas para recoger en las mismas una segunda muestra que se evaluará en la cata final, comprobándose, además, que las bodegas disponen de los vinos presentados a concurso, que todos ellos están debidamente etiquetados y contra etiquetados y que tienen al menos de la partida mínima establecida en las bases del concurso.

Por Comunidades Autónomas, Castilla La Mancha tiene 33 vinos finalistas, Castilla y León 14, Valencia 5, Rioja 5, Cataluña 2, Andalucía 2, Murcia 2 y Extremadura 1.

El presidente del comité de cata, Tomás Postigo señaló la “gran calidad de estos vinos de las bodegas cooperativas y su vinculación directa con el viticultor y con el medio rural”. Además, añadió “Sin las bodegas cooperativas, muchas de las denominaciones de origen no existirían en la actualidad, y se hubiera perdido más del 50% de los viñedos”.

Por su parte, Ana Sierra, directora técnica del concurso comentó “hay que destacar la rigurosidad, la buena organización y la profesionalidad de todos los componentes del jurado, así como la calidad de los vinos presentados por las bodegas cooperativas de toda España”