La prueba celebrada en Medina del Campo volvió a dejar claro que el bádminton tordesillano está en lo más alto a nivel regional

Informa: Andrés Villagarcía

El Club de Bádminton Tordesillas vuelve a estar de enhorabuena. Dos de sus jugadores, Alejandro Calvo y Jaime González, se alzaron con la medalla de bronce en categoría Sub15 y Sub13 respectivamente, en el Campeonato de Castilla y León en modalidad individual, que se celebró el pasado 7 de mayo en el Polideportivo Pablo Cáceres de Medina del Campo.

La competición fue muy dura para los 140 participantes de 17 clubes, comenzando a las diez de la mañana y terminando a las diez de la noche. Los seis jugadores tordesillanos que acudieron a la cita, además de Alejandro y Jaime, fueron Jaime Valera, Hugo Mata, Mario Hernández y Chang Chen.

En categoría Sub15, Alejandro Calvo fue de menos a más en la competición, desplegando una gran variedad de golpes y enfrentándose en cuartos de final a uno de los grandes favoritos para llevarse el título, al que ganó en dos sets. En semifinales, la la salud le pasó factura, dado el esfuerzo realizado en el partido de cuartos y sufrió una bajada de tensión antes del encuentro, mermándole mucho su capacidad física. Al final no pudo pasar a la final y cayó derrotado ante el que a la postre se alzó con el primer puesto, pero finalmente consiguió una más que meritoría medalla de bronce, que bien podía haber sido de otro color.

Jaime González volvió a dejar claro que está a un nivel muy alto en categoría Sub13. Se metió en semifinales sin ceder ni un solo set, aunque cayó también con el que terminó siendo campeón, consiguiendo otra medalla de bronce. El resto de tordesillanos en esta categoría cumplieron sus objetivos en mayor o menor medida.

Para Chang Chen era la segunda competición de estas características, y no pudo pasar al cuadro final, al igual que Hugo Mata, pero demostraron que siguen avanzando y progresando mucho, dejando grandes golpes y buen juego. Jaime Valera y Mario Hernández sí que pasaron al cuadro final, aunque tuvieron la mala suerte de cruzarse en octavos. Aún así, disputaron el mejor partido que se pudo ver en el campeonato, con victoria final para Mario por 21-15, 21-23 y 21-19, demostrando la igualdad que existe entre los dos. El cansancio acumulado por la dureza de ese partido hizo que Mario cayera en la siguiente ronda y no pudo meterse en semifinales.

Estas dos nuevas medallas, se unen a las tres conseguidas hace quince días en el mismo campeonato, pero en la modalidad de dobles, demostrando el gran nivel del bádminton tordesillano y dejando claro que tanto Alejandro, con una de oro y otra de bronce, y Jaime, con una de oro, una de plata y otra de bronce, son dos de los mejores jugadores de Castilla y León.