El Consistorio pide “extremar precauciones” a los vecinos y visitantes que paseen junto al río al encontrarse anegados los distintos accesos al mismo

Las importantes lluvias de las últimas semanas han provocado un gran aumento del caudal del Duero, que, a su paso por Tordesillas, ha llegado a anegar diferentes accesos del municipio al río. Por ello el Ayuntamiento ha pedido este martes “extremar precauciones” ya que existe aún un “nivel de alerta” tras las crecidas de las aguas. El Consistorio ha indicado que, tal y como se ha informado desde el servicio de emergencias del 112, “todos los vecinos que quieran pasear junto al río deberán tomar precauciones, ya que se encuentran anegados diferentes accesos al río por la calle Sevilla, en el sendero, la zona de piragüismo o la playa”.

El primer edil, Miguel Oliveira, ha puesto de manifiesto su preocupación al respecto, ya que “nos encontramos en unos días festivos y mucha gente aprovecha para acercarse para ver al río sin ser conscientes de la virulencia con la que baja el caudal”. Cabe recordar que, con motivos de las obras, el puente contará con cortes de tráfico los días 26 y 27 de diciembre en horario de 8:00 a 14:00 horas, mismos cortes que se llevarán a cabo los días 2 y 3 de enero.

El desfile de antorchas de Motauros, en duda

El alcalde también ha manifestado su preocupación por la próxima celebración del desfile de antorchas que tendrá lugar en la XX Concentración de Motauros el 18 de enero de 2020. Tal y como se ha informado desde el Ayuntamiento, “Las obras en el puente se van a prolongar más de lo que esperábamos, tal y como nos ha confirmado la dirección de obra como el Ministerio de Fomento. Por todo ello pondremos sobre la mesa en la Junta de Seguridad del 3 de enero las diferentes opciones sobre la mesa para que la concentración y su actividad se vea afectada lo menos posible”.

Las obras, con el andamiaje sobre el puente, tendrán finalmente una duración de cuatro meses, durante los cuales se llevará a cabo la limpieza de las piedras y el arreglo de las bóvedas. Por ello se estudiará con carreteras la “colocación de un único carril bidireccional, controlado por un semáforo, donde se habilitará un paso peatonal en el margen derecho”. Las reiteradas crecidas del río, tampoco han favorecido el desarrollo normal de las obras, ya que la propia empresa encargada de la obra, decidió cambiar su plan de obra de consolidación de los pilares del puente. Hace escasas semanas es cuando se comenzó con el montaje del andamiaje para los diferentes trabajos sobre el puente.