La necesidad de ampliar los usos de las parcelas con la llegada de nuevas empresas “que buscan implantar su sede social en la localidad” ha llevado a esta modificación para su uso final 

Tordesillas aprueba a través de su Junta de Gobierno, una modificación del “Plan Parcial del Polígono Industrial”. El consistorio ha dado luz verde a esta propuesta dada la solicitud por parte de varias empresas para que se instalarán próximamente en la localidad.  “La negativa por parte del director general en funciones del SEPES, ante inexistencia de un gobierno estable, ha obligado a que sea el Ayuntamiento a que lleve a cabo esta modificación, con el objeto de ampliar el uso estipulado de las parcelas” aclara el alcalde Miguel Ángel Oliveira.  En la legislación vigente estaba establecido que el 20% del uso del polígono debía ir destinado a oficinas, y el restante para uso industrial, logística o almacén.

Estas peticiones ya se vienen produciendo desde finales de 2019, pero la solicitud por parte de una empresa de instaurar su sede social en Tordesillas, ha agilizado este proceso. “Teníamos tres opciones: una a través del dueño del polígono , en este caso el SEPES ; otra a través de la parte interesada en esa modificación, donde debería presentar una modificación de su parcela para ampliar los usos , algo que se hubiera dilatado en el tiempo;  o el Ayuntamiento, la cual era la más lógica y sencilla” apunta Oliveira.

“En los últimos dos, tres meses, hemos notado como todas las parcelas pequeñas de 1.000 metros se han vendido. Las únicas que quedan disponibles, son algunas pegadas a la autovía y de 4.000 metros cuadrados.  Esto es la prueba de que si facilitas las cosas las empresas llegan. Esperamos que poco a poco la situación se vaya mejorando, y que los vecinos vean estos cambios en el polígono gracias a nuestras políticas activas de creación de empleo a corto medio plazo” reconoce el edil.