El nadador tordesillano ha completado recientemente la ‘Batalla de Rande’ y pone ya su objetivo en la primera prueba del ‘Ocean´s Seven’ en el estrecho de Gibraltar para 2020

El desafío de los siete océanos en aguas abiertas guarda ciertas similitudes con el reto de las siete cumbres, que implica hacer cima en cada una de las montañas más altas de cada continente. Trasladado a las aguas abiertas, el desafío ‘Ocean´s Seven’ implica cruzar a nado siete estrechos y canales alrededor del mundo. El joven tordesillano Carlos Pérez ha puesto en su punto de mira, para 2020, iniciarse en este desafío, una vez ha completado varias pruebas de larga distancia, la última, La ‘Batalla de Rande’.

A través de ella, Pérez se enfrentó a 27 kilómetros por las frías aguas del Atlántico hasta la ría de Vigo, donde solo 86 personas finalizaron la prueba. El nadador local consiguió una meritoria 19ª posición (5º de su categoría) parando el reloj en 6 horas y 58 minutos. “Salimos en grupos de 25 en función de los niveles. La primera parte fue bastante difícil. Salimos de las Cíes, lo que suponía salir a mar abierto y con tránsito de barcos. Una vez en la ría tuvimos que ir jugando con las corrientes, ya que nos llevan por zonas de bateas. Solíamos parar cada 3 kilómetros para que te avituallaras”, apunta.

Este amor por la natación le llegó a Carlos desde muy pequeño, cuando comenzó a dar sus primeras brazadas en Medina del Campo gracias al colegio, lo que le llevaría posteriormente a ir hasta la capital, donde, con apenas 13 años, entró a formar parte del Centro de Tecnificación de Castilla y León de natación. Hasta primero de bachiller nadó de manera profesional, pero los estudios tomaron el protagonismo que se merecía para este joven deportista. Posteriormente, con los años, retomó esta disciplina gracias al triatlón, y de la mano del C.D. Triatlón Tordesillas volvió a tomar contacto con la natación.

De cara al próximo año, Carlos buscará en su haber un nuevo reto, que será tomar partida del desafío de los siete océanos, donde tratará de recorrer a nado los 16 kilómetros del Estrecho de Gibraltar que separan Europa de África. El nadador del CN Máster Torrijos reconoce no haber encontrado una distancia donde haya visto su límite, aunque completar estas siete distancias le parece un “auténtico reto”, más aún cuando no hay ningún español que las haya acabado. “Dada mi edad y mi falta de tiempo para entrenar, competir en distancias más cortas y estar arriba es complicado, pero en largas distancias y mar abierto cuento con más posibilidades. Me animé primeramente a hacer pruebas de la Copa de España de aguas abiertas, donde hace un par de años quedé segundo en la categoría de más de 25 años. Son etapas de 3.000 o 5.000 metros, y alguna de 10.000. El año pasado he probado ya un 18 km desde Lanzarote a Fuerteventura, y este año ya me animé a hacer de 27 kilómetros, ya que me encuentro muy a gusto en estas distancias”.

Pérez reconoce cómo es “más difícil entrenar que competir esta disciplina” y apunta que debería echar más horas a su preparación. “Semanalmente he estado nadando para preparar la cita de Vigo en torno a 30 kilómetros semanales, y los profesionales rondan los 90-100 km”. Sus entrenos son junto a sus compañeros del C.D. Triatlón Tordesillas y en Laguna de Duero, junto al equipo de triatlón de la localidad del alfoz.

La falta de medios económicos que ayuden a sufragar estas iniciativas es un punto a tener en cuenta, pues Pérez debe afrontar los gastos que supone acudir a competir. “Muchas pruebas me las planteo como unas vacaciones, ya que si no sería imposible. Este mes de septiembre, por ejemplo, realizaré una travesía en la isla de El Hierro, en el conocido mar de las Calmas”, concluye.