El Presidente de la Diputación considera que el Parque tiene un papel “esencial” y avanza que en abril se habilitarán 16 nuevas plazas de bomberos en la provincia de cara a remodelar el servicio

Después de varios días de rumores e incertidumbre con respecto a la posibilidad de cierre del Parque de Bomberos de Tordesillas, el presidente de la Diputación de Valladolid, Conrado Íscar, confirmó este miércoles que este parque “permanecerá abierto y no se procederá a su cierre, ya que es un servicio esencial”. Además de negar el cierre, a medio plazo, de estas instalaciones, Íscar explicó al medio regional El Norte de Castilla que “en estos momentos nos encontramos en un período de transición, ya que hemos tenido que afrontar una remodelación del servicio al hacernos cargo del alfoz de Valladolid”. Asimismo, Íscar recordó que en abril “se habilitarán 16 nuevas plazas de bomberos, mientras que la Diputación pretende llevar a pleno próximamente la creación de 36 puestos más con la revisión de la RPT”.

Precisamente durante la tarde de este miércoles el grupo socialista en la Diputación, al igual que el de Toma La Palabra, avanzó que preguntaría al presidente sobre este posible cierre, después de señalar que las declaraciones al respecto, por parte del diputado responsable del servicio, Santiago Baeza, “no desmentían rotundamente las sospechas de cierre”.

Por su parte, el alcalde de Tordesillas, Miguel Ángel Oliveira, ya declaró durante la jornada de ayer que “no existía ninguna comunicación oficial al respecto de este posible cierre”, por lo que “el Parque no tiene por qué correr peligro”. En todo caso, el primer edil señaló que “En ningún caso íbamos a permitir que se cerrase, nos opondríamos a ello rotundamente”.