Los delincuentes, presuntos miembros de la denominada ‘nueva banda del BMW’, también robaron el coche con el que sustrajeron la máquina y se dieron a la fuga

Durante la madrugada del lunes 14 de febrero, cuatro personas, pertenecientes a la ‘nueva banda del BMW’ por su forma de actuar, robaron un cajero de autopago en la gasolinera Eoil de Tordesillas. Aunque los delincuentes consiguieron sustraer la máquina, esta se encontraba vacía y no tenía dinero en su interior, ya que se encontraba sin uso desde hacía años, tal y como han confirmado fuentes cercanas al caso. Al igual que en otros golpes, la banda solo robó el cajero mediante la fuerza bruta, dejando el resto de la gasolinera intacta. Para conseguir arrancar el aparato, los ladrones utilizaron una cincha de amarre que, atada al cajero y al coche, consiguió la fuerza suficiente mediante tirones como para romper los anclajes a los que estaba sujeto el dispositivo.

Esta operación pudo ser grabada por un vecino de las viviendas cercanas a la rotonda de la calle Gaspar de Tordesillas. Tal y como se aprecia en el vídeo, cuatro individuos con ropa oscura y las cara tapada consiguieron robar el cajero y emprender la huida en dirección a la autovía A-6. El robo duró pocos minutos, por lo que las autoridades no fueron capaces de llegar a tiempo. También se perdió la pista de estos ladrones en la autovía de La Coruña pese a llevar mitad del cajero asomando por el maletero y arrastrar la cincha de amarre.

El coche utilizado fue un Seat León Azul que también habría sido robado previamente. Este modelo en particular, junto con el Set Ibiza y diversos BMWs son los principales vehículos sustraídos por esta banda y sus antecesores. Esta banda habría perpetrado  una decena de robos en perfumerías y supermercados dentro de la provincia.