Los rojiblancos cayeron por dos a uno en un encuentro marcado por la lesión de su guardameta Sergio, que tuvo que ser trasladado en ambulancia tras un golpe en la cabeza

 Informa: Andrés Villagarcía

 El Atlético Tordesillas confirmó una vez más lejos de Las Salinas que sumar los puntos para no pasar apuros a final de la temporada pasa por ganar en casa. Y es que a domicilio los rojiblancos quieren pero no pueden vencer por más que lo intentan. Esta vez volvieron a caer en Almazán. Tras realizar una gran primera parte e irse por delante en el marcador al descanso, vieron como en la segunda los sorianos remontaron a falta de diez minutos para el final, momento en el que el portero rojiblanco, Sergio, estuvo más de quince minutos tumbado sobre el terreno de juego asistido por un fuerte golpe en la cabeza con el palo antes de ser retirado del campo en ambulancia.

Un partido que comenzó con el Almazán crecido por jugar en su campo, donde no pierden desde octubre, llegando con peligro a la portería defendida por Sergio, sobre todo a balón parado. Así dispusieron de la primera oportunidad clara, pero el cabezazo de Jesu se fue desviado por poco. Los sorianos se encontraron en la primera parte con una defensa tordesillana bien plantada y muy atenta a todos los balones a sus espaldas buscando al ariete local Diego.

Con el paso de los primeros minutos, el Torde mejoró sobre el césped de La Arboleda y se vieron los mejores minutos de los rojiblancos a domicilio junto con los del día ante el Astorga. Las llegadas al área de Andreas eran contínuas tras las recuperaciones en el centro del campo por medio de Héctor y Juanmi. Rubo fue el primero en buscar el gol, pero su remate mordido lo detuvo Andreas. Mato lo intentó después con su zurda, aunque el disparo se le escapó por encima de la meta rival.

A la media hora de encuentro, Rubo iba a provocar el penalti que supuso el primer tanto. La acción del delantero por el costado izquierdo al sacar el centro hizo que el balón golpease en la mano de un defensa. Mato volvía a lanzar desde los once metros y a marcar una semana después. El Torde se fue al descanso por delante en el marcador y dejando muy buena imagen ante un rival dubitativo en la primera parte.

Tras la reanudación todo parecía que seguía igual tras los primeros cinco minutos, pero de nuevo antes de llegar al 55’, los tordesillanos iban a encajar otro gol que les iba a poner muy difícil el partido ante un rival que se creció tras el tanto de Roberto. El encuentro se rompió por momentos, con ataques en las dos porterías, aunque las ocasiones más claras fueron para los locales que se encontraron con un Sergio sobresaliente bajo palos hasta su lesión.

Primero detuvo un mano a mano con la cara despejando el balón y en el córner posterior volvió a sacar una gran mano al remate a bocajarro. Cinco minutos después volvió a realizar otra gran parada al disparo de Roberto y en otro saque de esquina, el guardamenta cayó dolorido del hombro derecho, por el que tuvo que ser asistido primeramente antes del gol del Almazán.

Un tanto que llegó tras realizar de nuevo una gran parada a la falta lanzada por Gonchi pero Anto recogió el rechace para poner por delante al Almazán. Lo importante no fue el gol, sino lo que sucedió justo después con el guardameta tordesillano, que se tuvo que tirar al suelo, he hizo presagiar lo peor dado que estuvo más de quince minutos recostado sobre el césped. El portero se golpeó con el palo en la cabeza en la acción del gol y tuvo que ser evacuado en ambulancia del campo.

Con diecisiete minutos de alargue ya que se había cumplido el noventa con Sergio siendo atendido, el partido se reanudó con el Torde volcado al ataque en busca del gol del empate y el Almazán encerrado atrás defendiendo el resultado y buscando a la contra matar el encuentro. Los rojiblancos tuvieron tres llegadas con peligro con centros desde las bandas, pero el gol del empate no llegó y el Atlético Tordesillas volvió a caer a domicilio alargando la mala racha de resultados lejos de Las Salinas, acumulando cinco derrotas consecutivas. Aunque lo importante esta vez no fue la derrota, sino saber que el golpe de Sergio quedó solo en un susto.

Así, el Atlético Tordesillas se queda en octava posición de la tabla con 38 puntos, nueve por encima del descenso antes de recibir en la próxima jornada en Las Salinas a la Cebrereña que se encuentra el 17º con 32 puntos.

SD Almazán: Andreas, Lobera, Gonchi, Anto, Culebras, Jordan, Losi (Elvira, min.88), Jesu (Héctor, min.42), Diego, Roberto, Zazu.

Atlético Tordesillas: Sergio (Chuchi, min.88), Ruiz, Jony, Viti, Bayón, Juanmi, Villa, Héctor, Rubo, Kike Morales y Mato.

Goles: 0-1: Mato (p.), 31’; 1-1: Roberto, 54’; 2-1: Anto, 79’.

Árbitro: Calleja Castrillo (burgalés). Amonestó a los locales Anto, Jordan, Roberto, Héctor y Lobera. Por parte visitante amonestó a Kike, Bayón, Ruiz y Mato.

Incidencias: Partido correspondiente a la vigésimo novena jornada en el grupo octavo de Tercera División disputado en La Arboleda ante unas 200 personas. El juego se detuvo en el 79’ durante 17 minutos por la lesión del guardameta visitante Sergio, que tuvo que ser evacuado en ambulancia del campo.

Fotografía: Diego Rayaces