Los rojiblancos vencieron al Mirandés B por 2-1 con dos tantos del delantero pero acabaron pidiendo la hora con un hombre menos

Informa: Andrés Villagarcía

Fotografía: Henar García Barrio

El Atlético Tordesillas empezó de la mejor manera la segunda fase de la temporada en busca del play-off de ascenso a 2º RFEF. Los rojiblancos vencieron 2-1 al Mirandés B gracias al doblete de Jesús Torres, pero tuvieron que sufrir hasta el final ya que en la última jugada anularon el empate de los visitantes por un posible fuera de juego. Antes, Alfredo recortó distancias en el marcador y Camilo fue expulsado dejando al Torde con diez durante el último cuarto de hora.

Sin presión por tener la permanencia asegurada un año más en Tercera, la futura 3º RFEF, el Tordesillas se presentó ante su público con el objetivo de empezar bien la segunda fase y acercarse a los dos primeros puestos que den acceso al play-off. Enfrente, un Mirandés B que llegó a Las Salinas con varias bajas obligadas por el brote de Covid en el primer equipo, que tuvo que tirar de jugadores del filial para completar la convocatoria.

El encuentro empezó animado, con el Tordesillas muy intenso en la presión y con el Mirandés algo dubitativo en defensa. No tardó en aprovecharlo el cuadro rojiblanco, pues en el minuto 7 Torres remató de cabeza un centro lateral de Villa para anotar el 1-0. Fue el único disparo entre los tres palos del Torde en la primera parte, pues el resto del tiempo se mantuvo bien plantado sobre el terreno de juego, saltando a la presión cuando era necesario.

Mientras, el Mirandés B era incapaz de amedrentar la portería de David García, utilizando muchos balones largos en busca de sus delanteros, bien tapados por los centrales tordesillanos durante todo el encuentro. Los rojiblancos se fueron con ventaja al descanso después de una primera mitad que se fue tornando en aburrida con el paso de los minutos por el juego que dispusieron ambos conjuntos, con apenas llegadas de peligro salvo la del gol de Torres y otras dos de Alfredo y Acedo para el filial del Mirandés.

La segunda parte comenzó con el Torde avisando primero. Rafa se fue por velocidad de Carles y Alberto evitó el tanto del extremo con grandes reflejos. Los de Miranda seguían sin poner en aprietos a David García y el Torde lo supo aprovechar poniendo más distancia en el marcador. David Sanz se internó en el área tras una gran jugada personal y su disparo se topó con el palo, pero Torres estaba en el lugar preciso para empujar el rechace al fondo de la portería en el minuto 67 poniendo la tranquilidad en las filas de los locales, aunque iba a durar pocos minutos. En el 75 un fallo en la salida de balón de Héctor Blanco y el tampoco acierto de David García en su ímpetu por impedir el gol, terminó con el tanto de Alfredo.

La cosa se iba a complicar mucho más tan solo dos minutos más tarde con la expulsión por roja directa de Camilo. El mediapunta, que saltó al terreno de juego en la segunda parte, no tuvo más remedio que derribar a Juancar cuando el extremo prácticamente se internaba en el área para quedarse solo frente al portero. Con diez tuvo que aguantar el Tordesillas el último cuarto de hora, además con muchos nervios por sentir que la ventaja que habían conseguido se podía esfumar como en otros encuentros de esta temporada.

Los de Chuchi Macón se encerraron en su área defendiendo el resultado prácticamente con los diez jugadores dentro y el Mirandés B tuvo varias ocasiones para conseguir el empate. David García salvó en esta ocasión a los suyos tras realizar la parada del encuentro a un remate de Óscar a bocajarro, pero en la última jugada del partido no pudo detener el remate de cabeza de Chabo tras una falta lejana que supuso el 2-2, pero la fortuna esta vez cayó del lado tordesillano y el linier anuló el tanto por un posible fuera de juego. Acción que fue muy discutida por los jugadores visitantes y con la que se terminó el partido ya que no hubo tiempo para más salvo para la celebración por todo lo alto de todo el equipo rojiblanco que se llevó una gran ovación de Las Salinas.

Con la victoria, el Atlético Tordesillas inaugura la segunda fase con buen pie y se coloca con 29 puntos y un coeficiente de puntos por partido de 1.38, a tan solo tres puntos del segundo clasificado, La Virgen del Camino, que empató a uno con el Real Ávila. El próximo encuentro para el Torde será el próximo sábado ante la Arandina en El Montecillo a partir de las 17:00 horas.

 

Atlético Tordesillas: David García, Herva, David Gómez, Héctor Blanco, Villa (Abraham, min.74), Prada, David Sanz (Dani Díez, min.74), Luismi (Camilo, min.63), Diego Iglesias (Ayllón, min.63), Rafa (Héctor, min. 80) y Torres.

Mirandés B: Alberto, Carles, Oier, Marotías, Espinar, Santa (Guayo, min.46), Acedo (Juancar, min.58), Santo, Chabo, Alfredo y Óscar.

Goles: 1-0: Torres, min.7; 2-0: Torres, min.67; 2-1: Alfredo, min.75.

Árbitro: Sánchez Ingidua (Colegio salmantino). Amonestó a los locales Villa, Herva, David García, Torres y expulsó con roja directa a Camilo. Por parte visitante vieron amarilla Chabo y Marortías.

Incidencias: partido correspondiente a la jornada uno de la segunda fase en el grupo VIII de Tercera División disputado en Las Salinas ante unos 300 espectadores.