El tráiler, al volcar, ha ocupado parte del carril contrario, colisionando levemente con el autocar de línea que transportaba a viajeros de Tordesillas hacia la capital, pese a que no se contabilizan daños personales

Un camión ha sufrido un accidente en la A-62, a primera hora de la mañana de este lunes, provocando retenciones en el tráfico en sentido Tordesillas-Valladolid a lo largo de la jornada. Según se ha informado desde la DGT, el tráiler, que viajaba en dirección Tordesillas, se ha salido de la vía invadiendo la mediana por causas desconocidas, volcando y ocupando ligeramente el carril izquierdo en sentido inverso. A consecuencia del accidente, y al invadir parte del carril contrario, el autobús de línea que transportaba pasajeros desde Tordesillas hacia la capital no ha podido evitar colisionar levemente con el vehículo accidentado, sufriendo daños en su paragolpes delantero.

Afortunadamente no ha habido que lamentar ningún herido, resultando ileso tanto el conductor del camión como los pasajeros del autocar, los cuales han sido trasladados hasta la salida más próxima, donde han sido atendidos para cerciorarse de que no se habían producido daños personales, según han informado fuentes cercanas al suceso.

El suceso ha tenido lugar en concreto en el kilómetro 143,6 de la autovía, a la altura del desvío de Villamarciel, y ha provocado severas retenciones en dirección Tordesillas-Valladolid a lo largo de toda la mañana. Así, el carril izquierdo ha permanecido cortado, y varias patrullas de la Guardia Civil de Tráfico continúan en el lugar señalizando la cola de las retenciones, que en un primer momento no han superado los 300 metros. Sin embargo, pasadas las 15:00 horas de esta tarde, estas retenciones han aumentado hasta los 3 kilómetros de longitud, en el tramo que va desde El Montico hasta prácticamente la salida a Villamarciel.

En el incidente también se han personado los Bomberos de la Diputación de Valladolid, quienes han asegurado la zona, desconectado las baterías del vehículo accidentado y cerrando los depósitos de combustibles para evitar males mayores.