El Partido Popular propondrá en el próximo pleno una moción consensuada con el resto de grupos para instar al gobierno regional a que facilite este servicio para alumnos con necesidades educativas especiales

Tras las protestas de algunos padres y madres -así como algunos grupos políticos- por las «carencias y deficiencias» en las condiciones del Aula Sustitutiva de Educación Especial del CEIP Pedro I de Tordesillas, el gobierno local se ha posicionado en favor de la defensa de estos servicios en el entorno rural. Poco antes de mediados de marzo, algunos padres de alumnos con necesidades especiales de este centro lanzaban un SOS, pidiendo «recursos materiales y humanos suficientes» para el correcto desarrollo educativo de sus hijos en el municipio, «sin necesidad de trasladarse a la capital».

Se habló entonces del caso de Fabio, menor vecino del municipio de San Pelayo, con una discapacidad del 93% y movilidad reducida, cuyos padres señalaban que «aunque desde la dirección del centro se ha solicitado en numerosas ocasiones la dotación de más personal, la respuesta siempre ha sido que por ratio no procede». En este sentido, sus progenitores criticaban que «desde la administración se nos ha sugerido que, ante la falta de más personal al centro, empleen parte de su prestación por dependencia a la contratación de un técnico que trabaje de forma personal con Fabio dentro del aula. Nos parece un atropello a los derechos de las personas con discapacidad que viven en el medio rural». También la pasada semana se apuntó que la Junta «había ofrecido a los padres de Fabio su traslado a la ciudad de Valladolid», siendo esa «la única opción propuesta, y un incumplimiento del compromiso adquirido hace seis años en las Cortes».

Días después, y en vista de una situación que sigue sin resolverse, el alcalde de Tordesillas, Miguel Ángel Oliveira, se ha mostrado partidario de instar al gobierno regional a que ponga a disposición del centro tordesillano una enfermera escolar para tratar de zanjar de esta manera el problema. Así, el primer edil se suma a las peticiones de los padres y madres del CEIP Pedro I y, a través de una moción que espera consensuar en el próximo pleno con el resto de grupos políticos, instará a la Junta a que cumpla el compromiso adquirido hace seis años en las Cortes y otorgue este servicio al colegio para atender a estos alumnos con necesidades educativas especiales. Oliveira ya ha trasladado a los padres y madres afectados su apoyo, y espera que el resto de grupos también se posicione en favor de solicitar este servicio a la administración regional.