La afición tordesillana teñirá de rojiblanco la localidad soriana para animar a su equipo en la semifinal ante el equipo anfitrión

Informa: Andrés Villagarcía

Fotografía: Henar García

Desde que acabó el partido frente al Colegio Diocesanos los aficionados del Atlético Tordesillas sabían que el sueño no había acabado. Todo lo contrario, solo acababa de comenzar. Porque este sábado disputarán la semifinal del primer play-off de su historia y no dejarán solo a su equipo ante el equipo anfitrión, el Almazán, que también tendrá el apoyo de su gente en su casa en busca de la final.

A pesar de la distancia de ambas localidades, 235 km., unas dos horas y tres cuartos de viaje, la venta de entradas anticipadas va a buen ritmo y al finalizar este miércoles ya se habían vendido casi 200, y todavía faltan más de dos días para el comienzo del encuentro. Desde la directiva del Torde se espera que finalmente sean más de 350 aficionados los que se acerquen hasta la localidad soriana y hacen un llamamiento para que el sábado todas las personas que puedan acompañen a su equipo a seguir haciendo historia.

Todo el Atlético Tordesillas sabe que la afición es fundamental para que el sueño continúe ya que enfrente tendrán al equipo local, el Almazán, segundo clasificado en la fase regular, que jugará en su campo, en el que está invicto, y con su gente. Según los medios locales ya son alrededor de 1.100 entradas las vendidas en la localidad, por lo que La Arboleda rozará el lleno si sumamos ambas aficiones.

Pero como dice la canción “Nunca caminarás solo” y la afición rojiblanca no dejará sola a su equipo como tantas y tantas veces, recordando salidas míticas que están en el recuerdo de todos como Astorga y Zamora en el 2018 o la más reciente a Salamanca hace tres semanas, donde parecía que el Torde jugaba en casa. En Almazán costará un poco más, y aunque no sea Las Salinas seguro que en algún momento suena eso del “You’ll never walk alone”, que traducido al lenguaje rojiblanco es “Somos del Torde lolololololo”.