No se permitirá el uso de peñas o cuartos por considerarlas posibles focos de contagio, se desautoriza cualquier evento tanto al aire libre como en espacios cerrados y se recuerda que la hora límite de atención a clientes para la hostelería es a las 0:00 horas, además de pedir que se eviten concentraciones de más de diez personas

Ante la actual situación epidemiológica en el área sanitaria de Tordesillas, en la cual se han registrado 49 test PCR positivos en los últimos siete días, el Ayuntamiento de Tordesillas ha decretado este jueves una serie de medidas extraordinarias con el objetivo de frenar la expansión del Covid-19 en el municipio. Al Plan de Medidas de Prevención y Control aprobado el pasado 20 de agosto por la Junta de Castilla y León se suman otras prohibiciones a fin de garantizar la seguridad de todos los vecinos, evitando cualquier riesgo sanitario y protegiendo a los mismos.

En primer lugar, y dada la cercanía con las fechas festivas en la localidad, se ha determinado la no apertura de las peñas o cuartos, al considerar estas posibles focos de contagio. Se estima, por tanto, que la actividad en estos locales dificulta el seguimiento y control de personas. En este punto se entiende, por peñas, cualquier local o instalación no destinada al uso habitual de vivienda, en la que se desarrollan actividades de recreo o similares a las desarrolladas en establecimientos de ocio y entretenimiento, tales como el consumo de alimentos y bebidas, actuaciones musicales, baile o análogas.

Paralelamente, desde el Consistorio se ha decidido no promover ni autorizar ninguna actividad que pueda poner en peligro la salud de las personas. En este sentido, quedan desautorizados todos los eventos, tanto al aire libre como en espacios cerrados, incluyendo las charangas o los carros de música. En el caso de hacerlo en el futuro, se requerirá, adicionalmente, la autorización de la Consejería de Sanidad, que realizará una evaluación del riesgo.

Control en los establecimientos hosteleros

En lo que atañe a la hostelería y los establecimientos al aire libre, se recuerda que está prohibido admitir a clientes con posterioridad a las 0:00 horas. De la misma manera, el aforo quedará limitado al 80% en las terrazas, y al 50% en el interior de los establecimientos. Por otro lado, se recuerda que está terminantemente prohibido hacer botellón y consumir alcohol en la vía pública, un delito que se encuentra bajo sanción según la Ley 4/2015 de Protección de Seguridad Ciudadana. El Consistorio recuerda que tras esta medida se busca que impere la convivencia cívica, y no el miedo, pero sí la responsabilidad.

Asimismo se recuerda que está prohibido fumar en la vía pública o en espacios al aire libre cuando no pueda garantizarse la distancia mínima interpersonal de, al menos, dos metros. Esta limitación se aplica también a los dispositivos de inhalación de tabaco, pipas de agua, cachimbas o asimilados.

Oliveira: “El momento actual es complicado, pero los vecinos volverán a dar ejemplo”

El equipo de gobierno asume que “estamos ante una situación muy difícil, el momento actual es complicado”, y por ello, pese a entender a todos los habitantes del municipio –especialmente a los jóvenes-, pide responsabilidad común y prudencia. “El virus está aumentando considerablemente con una gran cantidad de rebrotes y no podemos relajarnos, porque volveríamos a las situaciones críticas de meses pasados”, señalan.

Por todo ello, desde el gobierno local se pide a los vecinos que “sean ejemplo de nuestra convivencia”, evitando concentraciones de más de diez personas, donde las medidas de seguridad son muy difíciles de respetar y donde la relajación puede predominar, recordando además la obligatoriedad en el uso de mascarillas. “No tenemos ninguna duda de que los vecinos de Tordesillas volverán, como siempre, a ser ejemplo de respeto, civismo y solidaridad”, afirma el alcalde, Miguel Ángel Oliveira.