El Consistorio ha llevado a cabo este martes una reunión de coordinación de emergencias a fin de poner al servicio de los vecinos todos los recursos operativos, incrementando las labores de desinfección y vigilancia.

En vista de las medidas tomadas por las distintas instituciones en base a la llegada de la segunda ola de contagios de Covid-19, desde el Ayuntamiento de Tordesillas se ha celebrado este martes una reunión a fin de coordinar las labores a la hora de atajar cualquier riesgo sanitario, bajo las nuevas restricciones que imperan en la comunidad autónoma. De esta manera, el Consistorio ha avanzado que pondrá a disposición de los vecinos todos los recursos operativos con los que cuenta el municipio, implementando las labores de desinfección y vigilancia.

En esta reunión de coordinación de emergencias local han estado presentes el alcalde de Tordesillas, Miguel Ángel Oliveira, el teniente de alcalde , José Luis Rojo , y mandos de la Policía Local, Guardia Civil, Cruz Roja, Protección Civil y los Bomberos del parque dependiente de la Diputación de Valladolid. El encuentro ha tenido como objetivo analizar el impacto de las nuevas medidas y los recursos operativos con los que se cuenta el municipio para garantizar su cumplimiento. Todos han coincidido en hacer un llamamiento a la concienciación y a la responsabilidad de los tordesillanos a la hora de seguir las nuevas medidas adoptadas por las autoridades para intentar frenar la propagación del Covid-19.

“Cualquier nuevo paso que se da busca únicamente limitar la posibilidad de los contagios, y ahora se ha hecho con la limitación de la movilidad en el horario comprendido entre las diez de la noche y las seis de la mañana. No se trata de responsabilizar a ningún colectivo en particular, pero sí de poner los medios para que las consecuencias de esta segunda oleada de la pandemia sean las mínimas posibles”, ha declarado Miguel Ángel Oliveira.

Sobre la mesa se ha expuesto la importancia del control y seguimiento de los positivos en la localidad, con el objetivo de que las personas cumplan de manera estricta la cuarentena. También han alertado de que cada intervención por parte de los cuerpos de seguridad debe ser abordada como si se tratase de un positivo, con el objetivo de velar por mantener a raya al virus.

“En situaciones anteriores, los vecinos de Tordesillas han dado muestras continuadas de su responsabilidad y de su conducta ejemplar, y ahora llega el momento de seguir haciéndolo. Únicamente cuidándonos a nosotros mismos es cómo podremos cuidar a los demás, y hemos de seguir a rajatabla todas las indicaciones de las autoridades”, aclara el primer edil.

Desde el Ayuntamiento se va a seguir poniendo todos los medios que estén a su alcance para seguir luchando contra la propagación del virus. No solo controlando el cumplimiento de las medidas extraordinarias recogidas en el estado de alarma que el domingo decretó el Gobierno central, sino incrementando otras actuaciones relacionadas con la limpieza y la desinfección de espacios públicos. “Seguiremos trabajando con los representantes de la sociedad civil a través de la comisión para el impulso y desarrollo, para ayudar, en la medida de nuestras posibilidades, a todos quienes lo necesiten”.

Entre las medidas también están: acopio de material de protección; asistencia a personas necesitadas Cruz Roja; limpieza y desinfección; ampliar la vigilancia. El decreto -Ley 7/2020, de 23 de julio establece el régimen sancionador específico por el incumplimiento de las medidas de prevención y contención sanitarias para afrontar la situación de crisis sanitaria ocasionada por el Covid-19 en la Comunidad de Castilla y León. Las infracciones leves por no cumplir el horario del toque de queda, van desde los 100 a los 3.000 euros, por encontrarse en la vía pública sin tener un argumento sanitario, laboral o de primera necesidad.

El alcalde de Tordesillas, Miguel Ángel Oliveira, ha avanzado que próximamente, “el Ayuntamiento firmará un acuerdo con Cruz Roja, con una partida en torno a 60.000 euros, que servirán para paliar las necesidades alimentarias de las familias más desfavorecidas de la localidad como consecuencia de la pandemia”. En las próximas semanas se rubricara dicho convenio que está ya en visos de formalizarse con la firma de ambas instituciones.

El Consistorio, a través de la empresa de telecomunicaciones Telfy, permitirá a las familias sin recursos disponer de internet para estudiar y desarrollar sus tareas escolares en la actual situación de pandemia por Covid-19. Serán los miembros de Servicios Sociales las entidades encargadas de la selección de las familias sin recursos, según criterios de urgencia social y especial vulnerabilidad.