El consistorio sale al paso del escrito de algunos miembros del cuerpo y aclara como esta situación «viene provocada por la intransigencia a la hora de negociar la modificación del horario de trabajo de la plantilla de los agentes de Policía para trabajar los fines de semana».

Durante la mañana del pasado martes, 9 de agosto, algunos agentes de la Policía Local de Tordesillas emitieron un comunicado a los medios de comunicación donde se anunciaba una negativa a continuar realizando horas extras mientras el Ayuntamiento no pagara la remuneración adicional pendiente. Desde el consistorio se ha emitido esta misma mañana una nota de prensa en respuesta a las demandas de la Policía Local. El Ayuntamiento de Tordesillas asegura que el retraso en el pago de horas extras se debe a la “intransigencia a la hora de negociar la modificación del horario laboral de la plantilla para trabajar los fines de semana”.

El alcalde del municipio, Miguel Ángel Oliveira, asegura que desde el consistorio están comprometidos con la mejora y desarrollo del servicio que presta la Policía Local: “Hemos llevado a cabo una mejora de las instalaciones, adquiriendo un vehículo y optimizando las condiciones laborales de los agentes con la aprobación de una nueva RPT, además de seguir trabajando en la aprobación de un nuevo convenio colectivo que sustituya al actual que está denunciado por los trabajadores desde el año 2016”.

El desencadenante de este conflicto habría sido la actualización del valor de las horas extras en la Relación de Puestos de Trabajo aprobada. El edil añade que la filtración coincide con la aprobación de la nueva RPT y la ampliación de la plantilla, por lo que se trata de una medida de presión por parte de alguno de los agentes del cuerpo.  «La realización de las horas extras se produce por su negativa a realizar unos servicios por los cuales cobran complementos en su nómina”, apostilla el edil.

Los reclamantes aseguran que se está vulnerando el el artículo 16 del Acuerdo de Funcionarios del Ayuntamiento de Tordesillas, donde se expone que el cobro de los servicios extraordinarios será a mes vencido. Oliveira apostilla que “el hecho de no abonar las horas, se trata una decisión técnica y no política, ya que se continua en pleno periodo de negociación del convenio».

Como apunta Oliveira, “nuestra función es seguir trabajando por mejorar el servicio que prestan a los ciudadanos, desde el Ayuntamiento hemos sido condescendientes en muchas ocasiones con sus demandas y por su parte sólo recibimos imposiciones y reclamación de derechos. Queremos resaltar que la Policía Local es un cuerpo perteneciente a las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado y deben cumplir con sus obligaciones”.

Por último, el alcalde subraya como un “conflicto laboral se ha trasladado a la opinión pública. Es una decisión técnica y no política el hecho de que no se les hayan abonado las horas. En los últimos años estaban acostumbrados a que siempre se accediera a todas las peticiones. Eso es lo más sencillo para el político, pero aquí estamos para trabajar por el pueblo y los vecinos”.

Las negociaciones siguen y se espera que en las próximas semanas se llegue a un acuerdo. “Como no puede ser de otra manera, la presión mediática no afectará en las negociaciones, las cuales esperemos que se reconduzcan” concluye Oliveira.