Tras conversaciones con la Junta, “la administración regional aceptaría la celebración de un torneo con divisas que podrían ser colocadas en las zonas de muerte del astado, con la presencia de jueces de campo tras agotarse todas las vías legales para recuperar la tradición del torneo”.

El Ayuntamiento de Tordesillas ha convocado este viernes 26 de marzo una reunión con los representantes de todos los colectivos y asociaciones del municipio, a fin de informar sobre la situación de las Fiestas de la Virgen de la Peña 2021 y tomar una decisión “histórica” sobre el futuro del Torneo del Toro de la Vega. La reunión, que ha contado con la presencia de diferentes miembros de la corporación municipal, – el propio regidor Miguel Ángel Oliveira, y los concejales Miguel Ángel Posada, José Luis Rojo, Javier González y Rafael García -se ha informado de que se mantendrá el presupuesto destinado a la celebración de las fiestas patronales de este año, desarrollándose todas las actividades que permita la normativa. “Intentaremos sacar adelante el máximo de propuestas. Estamos preparados para anticipar todas las contrataciones, las cuales llevaremos a cabo directamente desde el Consistorio, sin pliegos, y según veamos que avanza la situación sanitaria”, asegura el alcalde de Tordesillas, Miguel Ángel Oliveira.

En segundo lugar, se informó a los asistentes de la necesidad de abordar una decisión “histórica” en referencia al Torneo del Toro de la Vega. Cinco años después de la aprobación, por parte de la Junta de Castilla y León, del Decreto-Ley que prohibía la muerte del toro en presencia de público, se han agotado, a día de hoy, todas las vías de recurso, a nivel judicial, para recuperar la tradición tordesillana. Según confirma el propio equipo jurídico del Ayuntamiento, una vez rechazados todos los recursos por las instancias españolas la única vía para seguir reclamando es la europea, con muy escasas posibilidades de éxito y un coste inasumible por parte de las arcas municipales.

Por ello, se propone la opción de eliminar este festejo tradicional, o bien modificar la ordenanza para readaptarlo a los nuevos tiempos reconvirtiéndolo en un torneo sin muerte. Se trata de la única opción que contempla la administración para mantener el torneo, y podría abrir las puertas a una celebración reglada y desarrollada a través de la colocación de divisas numeradas por parte de los participantes inscritos. De esta forma, la victoria le sería otorgada a quien colocase la divisa en la zona de muerte del astado, bajo la supervisión de tres jueces de campo.

Se trataría esta de una manera de reactivar el torneo y optar a recuperar la afluencia de visitantes con la que Tordesillas contaba antes de la prohibición. “La opción deja la puerta abierta a adaptar el torneo a los nuevos tiempos, y después de hablar con representantes de la Junta de Castilla y León consideramos que sería la única manera de que nos autoricen la celebración. En cualquier caso, desde el gobierno local y desde el Consistorio no vamos a tomar ninguna decisión sin antes consultársela a los vecinos y colectivos de Tordesillas, ya que es un punto de inflexión muy importante para la historia de nuestra Villa”.

Hasta dentro de 15 días no se volverán a reunir con el objetivo de plantar una opción definitiva y consensuada entre la corporación municipal y todas las agrupaciones sociales y culturales de Tordesillas.