El consistorio ha puesto en conocimiento de la fiscalía “un presunto delito de apropiación indebida y tráfico de influencias” por parte del actual propietario de la testuz de “Rompesuelas”

El Ayuntamiento de Tordesillas ha enviado a la Fiscalía Provincial de Valladolid toda la documentación pertinente para que realice un estudio pormenorizado por un “presunto  delito de apropiación indebida y tráfico de influencias” de la cabeza del último Toro de la Vega. “Rompesuelas”, de la ganadería Herederos de Conde de la Corte y con un peso de 640 kilos, fue el último ejemplar que se lidió en la localidad antes de que la Junta de Castilla y León prohibiera por Decreto Ley el citado evento, y ahora su cabeza es propiedad del exconcejal de festejos en el consistorio, Francisco Javier Campos.

“El hecho que resulta ser de una enorme relevancia para nuestro municipio por su significado etnográfico, supone además un grave perjuicio sentimental, ya que la población lo está requiriendo para que sea conservado como vestigio de nuestras tradiciones y así se muestre a las generaciones venideras” subraya Miguel Ángel Oliveira, alcalde de Tordesillas.

Desde el consistorio, entienden que en la cláusula del servicio de contrato administrativo, apuntaba que “el Ayuntamiento puede reservarse el derecho de quedarse con la cabeza del Toro Vega, lo cual se ejercitó de hecho por el Concejal de Festejos que era cargo público al ostentar en ese momento esa competencia por delegación del señor Alcalde, si bien, en lugar de ser incorporado al patrimonio municipal, se ha incorporado a su propiedad personal”.

En relación a esta denuncia, ya existió un procedimiento sobreseído expuesto por un particular y puesto en manos de la fiscalía a fecha del 5 de diciembre de 2015, quien dio la razón al citado exconcejal.

Pleno 6 de septiembre de 2016

En aquel entonces, desde la oposición se preguntó al equipo de gobierno el destino de dicha cabeza. El anterior Alcalde D. José Antonio González Poncela explicó que “tras el espectáculo, el toro se lleva al matadero pasando a ser propiedad de éste y no del Ayuntamiento, así ha sido siempre y el Ayuntamiento no interviene, tanto con el toro titular como con el sobrero; aunque es cierto que en el pliego de condiciones se recoge la posibilidad de poder quedarse con la cabeza, no se hace. En cuanto al resto de cuestiones solo añadir que el propietario es el Concejal de Festejos, Francisco Javier Campos Rodríguez, que la obtuvo llegando a un acuerdo con el matadero y añade que el sobrero lo adquirió un hostelero del municipio.”

En el mismo pleno, el concejal en cuestión, y actual propietario, quiso manifestar que las cabezas las vende el carnicero no el Ayuntamiento y que está seguro que no será el último torneo y en caso contrario, se compromete a cederla al Ayuntamiento cuando se la requieran para algún acto institucional.

Ya en abril de 2018, y también en sesión plenaria, los Concejales del Grupo Municipal Popular y de Tordesillas Toma la Palabra, solicitaron informe jurídico y técnico de los funcionarios competentes para que aclarasen si el procedimiento realizado correctamente, “a la que el grupo socialista hizo oídos sordos” manifiesta Oliveira.

“Para mi es importante, aunque estemos en plena pandemia, aclarar esta situación. Hemos visto una irregularidad en esta gestión y es labor de los políticos obrar bien. Cuestionamos su gestión como concejal. Ya lo hice en la oposición y ahora como alcalde en defensa de los intereses de los vecinos de Tordesillas”.

Ahora será el turno de la fiscalía , la que decidirá si admitir a trámite dicha cuestión expuesta por el Ayuntamiento de Tordesillas, quedando en manos del perjudicado –en caso de no ir para adelante- el llevar a cabo las pertinentes acciones legales frente al consistorio por agravios a su honor, buen nombre e imagen.