En el comunicado apuntan a que «se han solicitado informes tanto a Policía Local, a los Servicios Urbanos, a la propia dirección de la residencia y a la Mancomunidad Bajo Duero, y todos confirman que las acusaciones por parte de la formación política de izquierdas son totalmente falsas y malintencionadas”.

El Ayuntamiento de Tordesillas ha sacado a la luz un comunicado para salir al paso de las acusaciones vertidas desde Izquierda Unida en la localidad esta semana, donde se hablaba de un “supuesto” hallazgo de medicamentos en las inmediaciones de la residencia Villa de Tordesillas. «Desde el propio consistorio se han puesto en marcha todos los medios materiales como personales para esclarecer la situación , motivo por el cual se han solicitado diversos informes a Policía Local, Servicios Urbanos de Limpieza, Dirección de la Residencia Villa de Tordesillas y a la Mancomunidad Bajo Duero – esta última encargada de la recogida de basuras a través de URBASER» aclaran en su expositivo.

«Ante la gravedad de los hechos y de las acusaciones publicadas en prensa y redes sociales por parte de Izquierda Unida Tordesillas y su entorno más radical, hemos puesto en marcha todos los mecanismo que tenemos a nuestro alcance para dar respuesta a todo lo sucedido. Al final lo que ha quedado claro es que Izquierda Unida ha realizado acusaciones malintencionadas para cuestionar la gestión de la Residencias de Mayores para obtener un beneficio político sin interesarles lo más minino el bienestar de nuestros mayores, lo que les hace sospechosos, junto a las personas que realizaron y publicaron el vídeo, de la colocación de los medicamentos grabados en la inmediaciones de la Residencia Villa de Tordesillas», ha puntualizado Miguel Ángel Oliveira, alcalde de Tordesillas.

De la investigación iniciada por parte de la Policía Local se esclarece como tras inspección, “no se ha encontrado ningún tipo de restos de medicamentos por la zona donde están ubicados los contenedores ni por los alrededores”. También se apunta como en esas labores de vigilancia, los cuerpos de seguridad “no han observado que se tiren medicamentos o cualquier otro resto que pudiera ocasionar riesgo para la salud de los vecinos, ni hemos recibido queja alguna anteriormente de que se reciclen, se deshagan ó eliminen de manera perjudicial”.

Por parte de la concesionaria del servicio de la residencia, han subrayado como “en la Residencia Villa de Tordesillas se aplican y cumplen todas las normativas, decretos, protocolos, etc… a través de una gestión eficiente y transparente garantizando la calidad y seguridad de nuestros residentes. Aplicando el Decreto 14/2019, de 16 de mayo, por el que se regula la atención farmacéutica en centros sociosanitarios y centros residenciales de carácter social para la atención a personas mayores ubicados en la Comunidad Autónoma de Castilla y León, la Residencia Villa de Tordesillas se rige por la obligación de tener un depósito de medicamentos vinculado a una oficina de farmacia en la misma zona farmacéutica por no tener la obligación de contar con un servicio de farmacia hospitalaria propio ya que no tiene cien camas o más en régimen de asistidos». Además señalan que “la farmacia y el personal sanitario del centro, realizan un control exhaustivo de los medicamentos depositados en la residencia y en especial se controlan los pedidos, la recepción correcta de los mismos y las entradas y salidas desde la farmacia y la residencia”.

Desde la Mancomunidad Bajo Duero las informaciones van en el mismo sentido. “Preguntados conductores y los operarios encargados de la recogida de los contenedores de residuos sólidos urbanos ubicados en las cercanías de la Residencia Villa del Tratado, nunca han observado restos o residuos de medicamentos vertidos junto a los tres contenedores instalados en las inmediaciones de dicha Residencia; lo que se recoge son bolsas negras cerradas herméticamente”. También confirman que consultado   con   la   empresa   concesionaria   del   servicio   de   limpieza   viaria (URBASER) “nunca han observado en las inmediaciones de la citada Residencia, restos de medicamentos o productos farmacéuticos que hayan tenido que recoger por sus propios medios.

Una vez analizados los todos los informes, ninguno da por buenas tales acusaciones vertidas desde la propia formación, y si aclara como se cumple de manera escrupulosa el destino de este tipo de residuos. Ahora se abre una investigación por parte de la Policía Local para «buscar la procedencia de estos medicamentos o si bien estos han sido colocados de manera malintencionada, buscando un agravio social a la propia empresa e institución».