El Consistorio ultima los trámites para la adquisición del edificio por 213.000 euros, mientras que espera contar con subvenciones y ayudas de otras instituciones para costear las obras de rehabilitación

Ante la obligación jurídica que tiene el Ayuntamiento de Tordesillas para mantener y consolidar los edificios históricos de su casco urbano, el Consistorio invertirá 213.000 euros en la adquisición del Palacio de los Alderete, destinando posteriormente otros 538.000 al proyecto de consolidación del mismo. Así lo ha anunciado el equipo de gobierno, que ha recordado la existencia del acuerdo suscrito por toda la corporación, la pasada legislatura, para que una vez el edificio sea propiedad municipal se ejecutasen las labores de consolidación, optando a subvenciones y ayudas para afrontar los gastos de la misma.

Desde el Consistorio señalan que la compra está ya prácticamente tramitada, y será esta efectiva a finales de octubre o a principios de noviembre de este mismo año. “El juez ya ha otorgado la venta al Ayuntamiento por importe de 213.000 euros, una cifra que viene de una tasación imparcial realizada en acuerdo entre el Consistorio y el responsable concursal”, apunta el alcalde, Miguel Ángel Oliveira, quien avanza que, una vez firmada la adquisición, “empezaremos a movernos para optar a subvenciones y ayudas a la hora de costear las obras de consolidación”.

El coste de estas alcanzarán la cifra de 538.000 euros debido a que la planta tiene 320 metros cuadrados, a lo que se suman las bodegas, y además se trata de un edificio catalogado como Bien de Interés Cultural (BIC), lo cual encarece los costes de los trabajos, que se prolongarán durante cuatro meses, según apunta el primer edil. Hasta el momento, el coste de las estructuras metálicas que sujetan el edificio, ya en avanzado estado de ruina, es de 28.000 euros anuales para el Ayuntamiento.

El objetivo es dar un uso municipal al edificio una vez esté rehabilitado, y en este sentido, desde el gobierno local, plantean la posibilidad de reconvertirlo en un museo donde exhibir los restos arqueológicos hallados en el cerro de Carracastro. “Es una de las opciones y aún tenemos que barajarlo”, apuntan desde el Consistorio.

Ubicado en pleno casco histórico -concretamente en la calle de San Antolín- el Palacio de los Alderete fue declarado en ruina en 2010 por el Consistorio a consecuencia de su mal estado y de la inoperancia por parte de la propiedad a la hora de eliminar los peligros de derrumbe, que afectaban a los vecinos colindantes e incluso a vehículos y peatones por riesgo de desprendimientos. La propiedad del palacio era de una corporación que tenía la intención de poner en marcha un establecimiento hotelero, si bien ese mismo año entró en concurso de acreedores con préstamos pendientes en dos entidades financieras  por un valor global de más de medio millón de euros. Una vez se ha dado solución y se ejecute la compra, las obras del proyecto de consolidación consistirán en desmontar y limpiar todas las partes hundidas de edificio, así como la reconstrucción de su patio interior.