Debido a que la incidencia continúa siendo elevada, el Consistorio sigue pidiendo el autoconfinamiento voluntario, y mantiene medidas como el cierre de los parques infantiles o la cancelación de las actividades socioculturales

El Ayuntamiento de Tordesillas ha anunciado este lunes que extenderá sus pedidas de prevención frente al Covid-19 hasta el próximo martes 9 de febrero. En vista de que existe “una lenta y ligera” mejoría en los datos de contagios dentro del municipio, pero que la incidencia sigue siendo elevada, desde el Consistorio se ha decidido prolongar todas las medidas destinadas a superar esta tercera ola, mientras que se sigue pidiendo a la población que extienda su autoconfinamiento voluntario hasta dicha fecha, saliendo de casa “únicamente para realizar servicios esenciales”.

Tal y como se decidió hace ya dos semanas, todas las actividades socioculturales permanecerán canceladas, mientras que se mantiene también el cierre de los parques infantiles y sus zonas de juego, así como el del mercado semanal textil de los martes.

La principal novedad vendrá con la reapertura de la Biblioteca, la cual se llevará a cabo solo para el préstamo de libros siguiendo las recomendaciones de la Junta de Castilla y León. También se llevará a cabo la reapertura de la escuela de música y la piscina cubierta -esta última a partir de este miércoles 3 de febrero, ya que se necesita adecuar la temperatura del agua tras dos semanas cerradas-. Las medidas, que se prolongarán hasta el próximo 9 de febrero, serán revisables si la situación no mejora, pudiéndose ampliar de nuevo.

“Pedimos comprensión y responsabilidad ante esta situación tan grave. Les agradecemos el esfuerzo que están realizando y recordamos que las herramientas que tenemos para conseguir frenar a este virus siguen siendo el uso obligatorio de la mascarillas, la higiene de manos y la distancia personal”, ha subrayado el regidor de la villa, Miguel ángel Oliveira.

Vigilancia de las cuarentenas

El Consistorio ha recalcado que “se va a continuar con un control estricto de las cuarentenas de los positivos, de modo que los diferentes cuerpos de seguridad del municipio acudirán personalmente a cada hogar en cuarentena para comprobar que estas personas cumplen el aislamiento domiciliario”. Cabe recordar que las multas por no cumplir esta medida pueden llegar hasta los 3.000 euros. Desde que comenzó la segunda ola en el mes de septiembre, tanto la Policía Local como la Guardia Civil han levantado acta cerca de 300 denuncias, tanto a ciudadanos como a establecimientos de hostelería. Entre las acciones más habituales, tal y como se ha informado, se han impuesto denuncias por falta de mascarilla, incumplimiento de aforos y medidas de distancia de seguridad y horarios de cierre de locales.