El equipo de gobierno plantea una “bajada masiva” de impuestos como el IBI, el de vehículos en todas sus categorías o las tasas de agua y alcantarillado

Tordesillas llevará a cabo una importante bajada de sus principales impuestos municipales de cara al próximo año, tal y como ha informado este miércoles el Ayuntamiento. En concreto, la comisión de Hacienda ha planteado una serie de medidas orientadas a disminuir la presión fiscal de los ciudadanos de la localidad. En este sentido, la próxima semana se aprobarán, en pleno, las nuevas ordenanzas reguladores del IBI, el impuesto de vehículos, las tasas de agua y alcantarillado, el precio público por la celebración de matrimonios civiles o la tasa de expedición de documentos.

“Mi intención es que Tordesillas sea uno de los municipios más dinámicos de la Comunidad de Castilla y León y se convierta en ejemplo sobre cómo la bajada de impuestos, llevada a cabo en la presente legislatura, incentivará y fomentará la actividad económica general de la localidad.  Pretendo, en los próximos cuatro años, consolidar a Tordesillas como uno de los pueblos más activos de la comunidad en todos los ámbitos, con iniciativas fiscales, empresariales, culturales, deportivas y de igualdad de género”, ha afirmado Miguel Ángel Oliveira, alcalde de Tordesillas.

Concretamente, el equipo de gobierno municipal ha planteado una rebaja del tipo de gravamen del Impuesto sobre Bienes de naturaleza urbana al 0,5% (antes 0,51 %), mientras que los de naturaleza rústica quedan fijados en 0,58% (un 1% menos). Además, el tipo de gravamen aplicable a los bienes de características especiales queda fijado en un 0,55%. Esta rebaja compensa la subida de la regularización del catastro que se hizo en el año 2013, y que subirá hasta 2023. Por lo tanto, el Consistorio continuará ingresando en este apartado más que el año 2019. “Con esta medida ponemos en práctica nuestras políticas de dinamizar el municipio y la economía con una bajada masiva de los impuestos y de paso recompensar el esfuerzo realizado en años atrás”, han confirmado desde el gobierno local.

En cuanto al impuesto de vehículos, se ha anunciado que se rebaja un 3% todas las categorías de vehículos, lo cual, si se une a la bajada realizada el año anterior, es de un 6% en dos años. También se apostará por los vehículos sostenibles, con una bajada del 35% para aquellos automóviles que usen hidrogeno, gas licuado, gas comprimido y propano.

Dado que desde el Consistorio se va a ampliar la oferta de empleo público, se ha propuesto una bajada también en la expedición de documentos. Esta afecta especialmente a los derechos de examen de todos los tipos, y en mayor medida a los del Grupo A, ya que serán la mayoría de plazas ofertadas desde el Ayuntamiento, con un coste para el examen de 26 euros. Según la categoría de plaza, se ha actualizado dicho importe con la de similares municipios a Tordesillas.

Asimismo, se ha avanzado que gracias al trabajo realizado en la eliminación de las fugas, esto permitirá reducir la tasa de abastecimiento de agua, que pasa a ser de carácter trimestral y que en líneas generales se rebaja un 10% respecto a la anterior ordenanza. Anteriormente existía un mínimo de 30 m3, y que ahora se fija 24 m3, ya que la mayoría de las familias de Tordesillas no supera esa barrera. Este quedará establecido en 0,37 euros/m3 tanto para suministro de agua como alcantarillado. También se ha querido reconocer el esfuerzo realizado por las empresas de la localidad, y cuya actividad industrial conlleva un mayor gasto de agua, por lo que los excesos de 30 a 60 m3 pasa de 0,56€/m3 a 0,54 €/m3. En el ratio de más de 60 m3 al trimestre, se pasa de 0,82 €/m3 a 0,80 €/m3.

Por otra parte, la cuantía del precio público de la tasa por celebración de matrimonios civiles consistirá en una tarifa única de 115 euros por cada servicio solicitado, donde en el caso de que ambos contrayentes estuvieran empadronados en Tordesillas, se aplicará una bonificación del 20% de la cuota. Por último, a raíz de esta nueva ordenanza, el gobierno municipal ya prepara una nueva ordenanza reguladora del precio público de las piscinas y que espera aprobar a inicios del 2020. En ella plantea una rebaja del 15% en el precio del abono individual, así como la creación de un carné de pensionista con precio bonificado.