Tras dos años de negociación, la CHD firmará con el Consistorio un convenio por 25 años prorrogable hasta los 75, pudiendo usarla el Club como almacén y taller de reparación de piragüas  

Lo que comenzó en 2015 como un desencuentro difícil de resolver entre la CHD y el Club Deportivo de Piragüismo de Tordesillas se ha resuelto finalmente en positivo: los palistas Tordesillanos obtendrán la cesión de la caseta de bombeo para su uso como almacén y taller de reparación. Después de dos años de negociación, la CHD firmará con el Ayuntamiento del municipio un convenio para la cesión por 25 años del edificio, con posibilidad de ampliarse hasta los 75.

El edificio, de 78 metros cuadrados y en desuso –se trata de la antigua central elevadora- servirá para paliar una necesidad ‘histórica’ del Club, que con 65 piragüistas reivindicaba ampliar sus espacios.

Las negociaciones comenzaron concretamente en mayo de 2015, cuando la CHD hizo pública su decisión de demoler el edificio –con unos costes que ascendían a 50.000 euros- lo cual provocó la indignación del Club Deportivo, que ofreció entonces hacerse cargo de la adecuación del inmueble con apoyo del Ayuntamiento a cambio de la cesión para su uso.

Fue entonces cuando los palistas tordesillanos, que habían puesto sus esperanzas en este inmueble para ampliar sus instalaciones, acudieron a los medios de comunicación y se movilizaron, argumentando que se trataba de un varapalo “ahora que por fin hemos conseguido que el los vecinos no vivan de espaldas al río y contamos cada vez con mayor aceptación”.

El presidente del Club, Jesús Ramírez, ha valorado positivamente el acuerdo afirmando que “es ahora cuando se refleja el trabajo de estos años”. Por su parte, el secretario de la entidad deportiva, Roberto García, añade que “al fin han aplicado el sentido común”. Ambos agradecen al Ayuntamiento sus gestiones realizadas durante este tiempo.

Tanto el alcalde, José Antonio González Poncela, como el concejal de Deportes, Rafael García, se han mostrado satisfechos por la noticia, calificando de “larga y costosa” la tramitación hasta llegar a este punto. Los piragüistas tordesillanos podrán afrontar ahora la veintena de competiciones de esta temporada contando con la ventaja de la ampliación de sus instalaciones.