La donación de este material se suma a las ayudas al estudio cofinanciadas con la Diputación, que ascienden a 21.845 euros y que alcanzarán a 182 alumnos, mientras que también se ha hecho entrega de 1750 embudos para fomentar el reciclaje

El Ayuntamiento de Tordesillas ha hecho entrega este miércoles de cuatro portátiles a los diversos centros educativos de la villa: CEIP Pedro I, I.E.S. Juana I, I.E.S Alejandría y Divina Providencia. A través de esta iniciativa, el Consistorio ha cumplido con su objetivo de «ayudar a los diferentes centros en su labor educativa en plena pandemia, donde se ha visto la importancia de las nuevas tecnología para continuar con la formación». La iniciativa ha contado con una inversión municipal de 1.237,08 euros, mientras que la adquisición de los terminales se ha realizado en el comercio de proximidad de la localidad. La visita por los diferentes centros para la entrega, celebrada durante la mañana de este miércoles, ha contado con la presencia del alcalde, Miguel Ángel Oliveira, el teniente de alcalde, José Luis Rojo, y los concejales de Urbanismo y Educación, Javier González y Verónica Gil respectivamente.

La iniciativa se ha visto complementada con una línea de ayudas por importe de 21.845 euros a los alumnos que cursan enseñanzas obligatorias en el municipio, y de la que se han beneficiado un total de 182 alumnos. Esta iniciativa ha contado con la ayuda económica, asimismo, de la Diputación de Valladolid. “Con este tipo de propuestas reafirmamos nuestra apuesta por la educación, buscando acabar con las barreras sociales y económicas que durante esta pandemia se han visto aún más agravadas en algunas familias. La línea de ayudas a estudiantes ha servido también para paliar los efectos de la crisis, ya que hasta un total de 182 alumnos se han visto beneficiados con esta aportación, que alcanza casi los 22.000 euros”, ha declarado Miguel Ángel Oliveira, regidor de la villa.

De la mano del Consorcio Provincial de Medio Ambiente, y en colaboración con el Ayuntamiento, también se ha aprovechado esta visita para hacer entrega de un total de 1.750 embudos para favorecer el reciclaje del aceite usado de cocina. Cabe destacar, en este sentido, cómo en el municipio existen más de 20 puntos de recogida de aceite, y cuyo reciclaje tiene los siguientes beneficios: no atascar las tuberías de las casas; reducir el coste de depuración del agua; no contaminar nuestros ríos y no desperdiciar un recurso energético que puede ser transformado en biocombustible.

A lo largo de estos días, esta campaña de entrega de los propios embudos y de concienciación se llevará a cabo en los diversos centros de Tordesillas, con el objetivo de seguir mejorando estas prácticas en favor del entorno natural. “Queremos fomentar las prácticas de reciclaje en el municipio. Entendemos que si son los propios niños y niñas los que desde los centros escolares trasladan a sus hogares la importancia de tomar conciencia sobre el reciclaje, mejoraremos nuestro entorno”, aclara Oliveira.

La conexión a internet solidaria es el proyecto que la empresa Telfy ha puesto en marcha, a través del área de Servicios Sociales del Ayuntamiento de Tordesillas, para que las familias con escasos recursos y con hijos menores de 16 años en etapa escolar puedan seguir conectados y realizar las tareas que desde el profesorado se proponen, para seguir avanzando en su formación.

Así, este colectivo podrá disfrutar al máximo de todas las posibilidades que le ofrece la tecnología para su desarrollo y educación, sin que el factor económico suponga una limitación para ellos en este sentido. Serán los miembros de Servicios Sociales o desde los propios centros las entidades encargadas de la selección de las familias sin recursos, según criterios de urgencia social y especial vulnerabilidad. De este modo, la institución brinda a las familias desfavorecidas que cumplan los requisitos solicitados, la posibilidad de disponer de una conexión de internet para la formación de sus hijos.