Se trata de un hombre de unos ochenta años de edad, vecino de la localidad y usuario de una residencia en otro municipio de la provincia

El COVID-19 está golpeando fuerte a la localidad de Tordesillas. Esta pasada madrugada se conocía la primera muerte por Coronavirus de un vecino de la localidad. Se trata de un hombre (T.A) de unos ochenta años de edad que era usuario de una residencia de Arroyo de la Encomienda.

Lamentablemente, ayer el Ayuntamiento de Tordesillas daba a conocer la existencia de un nuevo positivo en la localidad, dejando la cifra en un total de trece las personas afectadas a las que se las ha realizado el test de manera oficial – 56 personas que estima  SACYL como afectados por COVID-19 en la comarca de Tordesillas-.

En cuanto a la situación de la Residencia Villa del Tratado, desde la propia dirección se ha hecho un llamamiento en las últimas horas para conseguir medios que les ayuden a atender a los residentes ya que cuenta con un total de veinte bajas laborales y a todos sus residentes aislados.

Desde el Ayuntamiento de Tordesillas, su alcalde, Miguel Ángel Oliveira, ha manifestado como “se está tratado por todos los medios que la situación de personal se vea subsanada. Tanto Ayuntamiento, Gerencia, Subdelegación de Gobierno y Diputación de Valladolid están facilitando todos los medios a disposición de la empresa gestora de la residencia. A la propia dirección ya se les ha facilitado la bolsa de empleo de la propia Diputación, además de que nos hemos puesto en contacto con empresas auxiliares de este sector para que puedan contratar a su personal. SACYL está garantizando los servicios de enfermería mandando sanitarios a la residencia para poder realizar curas, a lo que se suma la colaboración de Cruz Roja con su bolsa de voluntarios y trabajadores”. Apunta también el primer edil como, “para garantizar la desinfección del centro, nos hemos puesto en contacto tanto con la UME como con los Bomberos de la Diputación, quienes realizan una limpieza del centro con carácter periódico”. Oliveira aclara por último como a la propia residencia, “se le han facilitado material sanitario para evitar el contacto del personal con posibles contactos”.