Más de 150 puestos comparten protagonismo con músicos, figurantes, dragones, coros, rondas o zancudos de tres metros, en una cita donde las buenas temperaturas serán clave para superar la barrera de los 30.000 visitantes

Corría el año 1994 cuando el mercado medieval decidió abrir sus puertas haciéndolo coincidir con la conmemoración del V Centenario del Tratado de Tordesillas. Desde aquel año, la Asociación de Empresarios ha mantenido viva esta iniciativa que trata cada edición de sumar nuevos retos. Productos únicos, nuevos, raros, interesantes, sugestivos, llamativos, geniales… y alguno que otro muy curioso, copan buena parte de la oferta que presenta este mercado en sus más de 150 puestos.

La Plaza Mayor y sus callejuelas aledañas han vuelto a devolver a Tordesillas al medievo, donde sus gentes, ataviadas para tal evento, han colocado a la localidad en el punto de mira de cientos de turistas.  Un espacio de 10.000 m2, y  que transforma su casco histórico en un espectáculo en sí mismo y cuyas buenas temperaturas a lo largo de todo el fin de semana prevé superar los 30.000 visitantes.

Como viene siendo tradicional, el mercado se ha abierto con la representación de la llegada de los comediantes, músicos y participantes a la villa con todos sus bártulos. Un desfile y Mojiganga que continuaron hasta la plaza mayor acompañados por la comitiva municipal y los grupos: Estarivel, Heraldos de Castilla, Palenque Medieval, y el grupo de Arqueras. Este hecho, precedió a la llegada de la reina Juana I al mercado, para visitarlo con sus gentes, en una figura que este año ha recaído en María Gallego Álvarez –fue la encargada de representar a este personaje en el Día de la Reina -.

La coordinadora  del CIT, Montse Rubio, explicó como “las expectativas son buenas, ya que el tiempo nos está acompañando. Esta cita es muy importante para el impacto económico para la localidad, ya que se desarrolla en una época entre el verano y la navidad, que da ese impulso para la hostelería. Tenemos una estimación de gasto por persona entre 50 y 75 euros”. Rubio, aclaró como esperan “llegar a las 35.000 visitantes”. De cara al año que viene, reconocen como “introducirán alguna novedad, aunque se trata de una cita ya consolidada y el espacio es el que tenemos”.

Desde el Ayuntamiento de Tordesillas, el alcalde Miguel Ángel Oliveira, apostilló como “este mercado supone una de las fechas marcadas en el calendario, ya que atrae a cientos de visitantes y el impacto económico para la villa es muy importante”. El primer edil, también ha recordado como “recientemente se ha firmado un nuevo convenio con el CIT, en vista de apoyar su actividad, por un importe total de 9.000 euros. Además este año el propio ayuntamiento ha asumido el pago de algunas actividades complementarias para este mercado, en una apuesta clara por reforzar la actividad y el turismo en la villa”.

Entre los nombres que han acompañado a la comitiva principal, ha destacado también la presencia del subdelegado de gobierno y vecino de la localidad, Emilio Álvarez, además del presidente de la Junta de Cofradías de Semana Santa de Castilla y León.

El broche final llegará ya el domingo con la mojiganga por las calles del mercado con trovadores, zancudos, malabaristas, rodadores, saltimbanquis y equilibristas.