El PSOE califica de ‘austera’ una propuesta presupuestaria que aumenta un 2,21% con respecto al ejercicio anterior y que incluye 200.000 euros de ingresos por la instalación de nuevos campos eólicos, mientras que la oposición se opone al gasto presupuestado para la adquisición y consolidación del Palacio de los Alderete

El Pleno votará el próximo martes los presupuestos municipales para 2017, que, a propuesta del gobierno local, ascienden a 8,5 millones de euros, suponiendo un incremento del 2,21% con respecto al ejercicio anterior.

Entre los principales gastos, se incrementan los destinados a personal -está previsto devolver el 50% de la paga extra que se retiró a los trabajadores municipales en 2012- creándose además nuevas plazas en plantilla (una técnico en recaudación, un oficial y dos peones eventuales y un trabajador de apoyo para los diversos actos del año de Carlos V).

Por otro lado, se fija en 548.876 euros el gasto en la ejecución de la urbanización del sector de Suelo Urbano No Consolidado SUNC-4, entre la Avenida de Zamora y la calle Gaspar de Tordesillas, además de la expropiación de una parcela privada en la calle Sevilla -por donde transcurría el registro de un saneamiento municipal-. En otro orden, se incrementa la partida de emergencias sociales, cultura, juventud, deportes y participación ciudadana y se crea un nuevo programa de huertos para desempleados, designándose además una partida especial para la celebración del año de Carlos V).

Tal y como ha informado a Tordesillas al Día el alcalde, José Antonio González Poncela, se incrementan además diversas subvenciones municipales, como las destinadas a Motauros, al Centro de Iniciativas Turísticas, a la asociación de empresarios y a la escuela de Rugby.

Entre las inversiones está prevista la compra de diferente maquinaria necesaria para Urbanismo, un coche para la Policía, un nuevo escenario, la reparación de la cubierta del Centro de Día y mobiliario para el Consistorio. También se incluye la primera fase de la restauración del colector de la calle Santamaría, así como una partida para la adquisición y consolidación del Palacio de los Alderete, presupuestadas ambas en 366.000 euros.

Entre los ingresos, se incluyen 200.000 euros gracias a la instalación y al uso energético de unos campos eólicos que serán instalados entre el término municipal de Tordesillas y el de Velilla. A su vez, el alcalde anuncia que descienden los ingresos fiscales con respecto al 2016 debido a que “se aplican las bonificaciones y la reducción de impuestos que se aprobaron en las ordenanzas fiscales, con una rebaja de ingresos por impuestos de un 3,66%”.

Eventos como un concierto de pago -previsiblemente el 22 de julio-, un festival de teatro -el fin de semana del 17 y 18 de junio- y los festejos taurinos serios supondrán, a juicio del gobierno local, otra fuente de ingresos.

“Austeros a más no poder”

El primer edil defiende que los presupuestos son “austeros a más no poder”. “Podíamos habernos endeudado más, pero somos conscientes de las necesidades básicas del municipio”, afirma. En cuanto al gasto en la adquisición y consolidación del Palacio de los Alderete -el punto más controvertido entre la oposición- González Poncela insiste en que “no es criterio de oportunidad, sino de necesidad y de obligación”, afirmando que “si no lo adquirimos invertiríamos el dinero en algo irrecuperable, teniendo que invertir en un futuro de nuevo” y aclara que el precio a pagar es el que viene impuesto por el administrador concursal.

El Partido Popular tilda los presupuestos de “tardíos, irresponsables y temerarios”

Miguel Ángel Oliveira, portavoz del PP, reprocha al gobierno que los presupuestos se aprueben en marzo, alegando que “no vale excusarse en otras administraciones” y califica la propuesta del gobierno de “temeraria e insolidaria”. En este sentido, cree que este presupuesto “atenta contra los bolsillos de los ciudadanos sin resolverles sus principales problemas y sin mirar a largo plazo, reflejando un alto gasto en inversiones que se pagará a crédito”. Oliveira cree que “ello lleva a deducir que no se bajarán impuestos como anunció el gobierno local y que Tordesillas mantendrá su alto nivel recaudatorio”.

Desde el PP consideran que “el tiempo les dará la razón” en cuanto a su oposición a la construcción del auditorio “en un edificio que no es propiedad Municipal” y critican los términos de adquisición del Palacio de los Alderete, argumentando que su valor real es de 170.000 euros. Asimismo, reclaman “medidas efectivas para atraer empresas que generen empleo y riqueza a Tordesillas y la saquen del letargo económico en que se encuentra”.

Tordesillas Toma la Palabra pide unos presupuestos “más sociales”

TTLP afirma que se siente “poco conforme” con este proyecto de presupuesto municipal, incidiendo en que “las cifras están muy alejadas de la realidad del municipio”. Su portavoz, Mercedes San José, cree que “no se aborda con contundencia un tema importante como es el saneamiento de la red de abastecimiento de agua, ni hay una partida para emergencia social adecuada para la cifra de parados que existe”.

La plataforma municipalista continúa denunciando “el alto precio del agua”, señalando como problema las pérdidas de agua y el gasto en instalaciones municipales. En cuanto al apartado de gastos, propone eliminar lo destinado a la compra del Palacio de los Alderete para financiar en su lugar el aumento de las partidas antes señaladas. “Que se tenga que consolidar el edificio no quiere decir que se tenga que comprar, más aún cuando no sabes qué vas a hacer después con él”, afirma San José, quien propone “pagar la consolidación y pasar la factura al dueño”.