Los rojiblancos se ejercitaron por primera vez a las órdenes de Santi Sedano, quien contó con veinteseis efectivos y conoció a su nuevo fichaje, Borrego

Informa: Andrés Villagarcía

El nuevo proyecto deportivo del Atlético Tordesillas para la temporada 2017/2018 ya ha echado a andar. Este jueves se ejercitaron por primera vez a las órdenes del nuevo entrenador Santi Sedano, quien dirigió la sesión, ayudado por su cuerpo técnico, durante algo más de hora y media sobre el césped de Las Salinas.

Veinteseis jugadores acudieron al primer cara a cara con el nuevo técnico, de los cuales ocho ya son fijos para jugar en el primer equipo. Y es que hasta ayer eran siete, pero hoy el club ha dado a conocer que Javier Borrego -presente ayer en la primera sesión- ya es nuevo jugador de los rojiblancos, aunque ayer ya acudió al entrenamiento como nuevo fichaje y no a prueba.

Borrego, de 20 años, procede de la UD Santa Marta, donde ha desarrollado su carrera hasta ahora. Puede jugar tanto de delantero centro como de mediapunta y se caracteriza por su rapidez y olfato goleador. A pesar de su juventud, ya tiene experiencia en Tercera, disputando en la temporada 2015/2016 un total de 33 partidos, 26 como titular, anotando 7 goles. La pasada campaña militó en Primera Regional con los salmantinos, jugando 28 partidos como titular y anotando 11 tantos.

Así, el nuevo delantero de los tordesillanos se une al lateral derecho Jony, los centrales Lamas y Cristian, los centrocampistas Viti y Héctor, el extremo izquierdo Villa y el delantero Rubo como parte del nuevo proyecto del primer equipo rojiblanco para Tercera, a la espera de conocer nuevas renovaciones e incorporaciones.

De los otros dieciocho jugadores que acudieron al primer entrenamiento, se pudieron ver caras conocidas entre los aficionados rojiblancos. En concreto la de Juan Adalia, primer capitán hasta la temporada pasada y que aún no ha renovado, la del extremo Carlitos, a quien el club anunció como baja para la nueva temporada en un comunicado y que vuelve para convencer a Sedano, y la más llamativa de todas, la de Oli, quien tras su marcha el pasado mercado de invierno al Villamuriel parece que puede volver a las filas rojiblancas, aunque eso se lo tendrá que ganar en esta pretemporada.

Del resto, destacó la juventud y las ganas de hacerlo bien para intentar quedarse con un puesto en el primer equipo, entre ellos los dos jugadores del Torde B, Víctor M. Velasco y Raúl Piñeles, y el tordesillano Pedro Bastida, quienes también completaron la sesión.

Una primera toma de contacto en la que destacó el trabajo con balón, con varios ejercicios que finalizaron con un pequeño ‘partidillo’ a medio campo, pensando ya en el primer amistoso de pretemporada del próximo martes a las 20:00 horas frente al Real Valladolid.