Entre ellos destaca una “práctica congelación del IBI”, además de una “reducción del 10%” en la tasa abastecimiento de agua y alcantarillado o la bonificación en un 35% para los vehículos sostenibles

Los vecinos de Tordesillas se verán beneficiados a partir del ejercicio 2020 gracias a la modificación de algunas de las tasas municipales. Así lo ha aprobado el equipo de gobierno municipal, formado por Partido Popular y Vox, con la abstención del Partido Socialista. La propuesta del nuevo gobierno encabezado por Miguel Ángel Oliveira, propone una bajada de los principales impuestos y tasas municipales, como es el caso del  IBI, el impuesto de vehículos, las tasas de agua y alcantarillado, el precio público por la celebración de matrimonios civiles o la tasa de expedición de documentos. El concejal de economía y hacienda, Miguel Ángel Posada, avaló estas nuevas cifras, recalcando que “la intención es la de seguir bajando las tasas tal y como propusimos cuando estábamos en la oposición”.

En gran medida, el equipo de gobierno municipal ha planteado una rebaja del tipo de gravamen del Impuesto sobre Bienes de naturaleza urbana al 0,5% (antes 0,51 %), mientras que los de naturaleza rústica quedan fijados en 0,58% (un 1% menos). Además, el tipo de gravamen aplicable a los bienes de características especiales queda fijado en un 0,55%. Esta rebaja “compensa la subida de la regularización del catastro que se hizo en el año 2013, y que subirá hasta 2023. Por lo tanto, el Consistorio continuará ingresando en este apartado más que el año 2019” apuntan fuentes municipales.

Asimismo, se ha avanzado que gracias al trabajo realizado en la eliminación de las fugas, esto permitirá reducir la tasa de abastecimiento de agua, que pasa a ser de carácter trimestral y que en líneas generales se rebaja un 10% respecto a la anterior ordenanza. Anteriormente existía un mínimo de 30 m3, y que ahora se fija 24 m3, ya que la mayoría de las familias de Tordesillas no supera esa barrera. Este quedará establecido en 0,37 euros/m3 tanto para suministro de agua como alcantarillado. También se ha querido reconocer el esfuerzo realizado por las empresas de la localidad, y cuya actividad industrial conlleva un mayor gasto de agua, por lo que los excesos de 30 a 60 m3 pasa de 0,56€/m3 a 0,54 €/m3. En el ratio de más de 60 m3 al trimestre, se pasa de 0,82 €/m3 a 0,80 €/m3. “Ha sido una lucha particular del Partido Popular durante la pasada y la presente legislatura, donde entendemos que con esta rebaja la mayoría de vecinos se ahorrarán cerca de 9,70 euros al año con este cambio. También hemos querido hacer un guiño a restaurantes y empresas, cuyo consumo es mayor, y de paso premiar el esfuerzo realizado”.

Los propietarios de vehículos de tracción mecánica también verán bonificado su IVTM, donde se plantea una rebaja del 3% en todas las categorías de vehículos, lo cual, si se une a la bajada realizada el año anterior, “es de un 6% en dos años”. También se apostará por los vehículos sostenibles, con una bajada del 35% para aquellos automóviles que usen hidrógeno, gas licuado, gas comprimido y propano.

Dado que desde el Consistorio se va a ampliar la oferta de empleo público, se ha propuesto una bajada también en la expedición de documentos. Esta afecta especialmente a los derechos de examen de todos los tipos, y en mayor medida a los del Grupo A, ya que serán la mayoría de plazas ofertadas desde el Ayuntamiento, con un coste para el examen de 26 euros. Según la categoría de plaza, se ha actualizado dicho importe con la de similares municipios a Tordesillas.

Por otra parte, la cuantía del precio público de la tasa por celebración de matrimonios civiles consistirá en una tarifa única de 115 euros por cada servicio solicitado, donde en el caso de que ambos contrayentes estuvieran empadronados en Tordesillas, se aplicará una bonificación del 20% de la cuota.

Desde la oposición,  Rafael García Valea, portavoz del PSOE, apuntó que estas nuevas modificaciones “no dicen la letra pequeña, ya que con esta rebaja de las tasas se reducen los ingresos corrientes de cara al presupuesto del año que viene. Esta cuantía que se va a dejar de ingresar, va a llevar a cabo que algunas partidas se vean sacrificadas en el próximo presupuesto en una medida claramente populista. Por ello nos vamos a abstener, ya que desconocemos como va a afectar esta al presupuesto de las diferentes áreas municipales”. El concejal de economía y Hacienda, Miguel Ángel Posada, respondió al portavoz socialista alegando como “ estas medidas no buscan votos como si hacían ustedes, al rebajar las tasas el año antes de las elecciones. Eso sí que es populista”.

El pleno también aprobó una moción  para reclamar a la Junta de Castilla y León una ampliación de los servicios de comedor para el colegio Pedro I, quien ha tenido que establecer durante el presente curso, un segundo turno ante la sobresaturación de la demanda de dicho servicio.