La moción será presentada en el pleno municipal de este martes, donde ambas formaciones buscarán con ello  “dar respaldo a la Constitución y a los tribunales de justicia españoles».

El posible indulto a los líderes independentistas tras el fallido 1 de octubre – donde el Gobierno catalán trató de celebrar una consulta popular para decidir acerca de su futuro- se colará en el próximo pleno del Ayuntamiento de Tordesilllas. El Partido Popular  junto con VOX presentarán una moción para “exigir al gobierno de España que respete las decisiones judiciales y no conceda el indulto a los líderes independentistas”.

Cabe recordar cómo tras el conocido octubre de 2017, se impusieron penas para los impulsores de estos actos (Oriol Junqueras, Carme Forcadell, etc.), siendo condenados por el Tribunal Supremo a penas que oscilaban entre los 9 y los 13 años de prisión así como a penas de inhabilitación.

Desde el PP y VOX entienden que tras “la necesidad de los votos independentistas para mantenerse Sánchez en el poder, la petición de modificación del delito de sedición , ahora en 2021 el Presidente Sánchez y su gobierno no esconden su voluntad de indultar a unos condenados que no sólo no han mostrado ni un ápice de arrepentimiento sino que han dejado claro (tanto en el juicio, al ejercer su derecho a la última palabra, como en declaraciones posteriores) que tienen intención de reincidir en los delitos cometidos. Además, tanto la Fiscalía como el Tribunal Supremo se oponen al indulto”.

Por todo ello solicitarán al pleno : su “respaldo incondicional y absoluto a la Constitución y al resto del ordenamiento jurídico español como garantes de la integridad y unidad de la nación y del estado de derecho y la democracia en nuestro país; Manifestar su apoyo sin fisuras a la labor que realizan todos los días los diferentes tribunales de justicia españoles, con especial mención al Tribunal Supremo, de manera independiente, responsable y sometidos únicamente al imperio de la ley como establece el artículo 117 de la Constitución Española; Instar al Gobierno de España a respetar la independencia de las diferentes instituciones del Estado y las decisiones judiciales y a no conceder el indulto a aquellos que han vulnerado- como ha declarado probado el Tribunal Supremo- no sólo nuestra Carta Magna sino también otras leyes españolas y que, como han repetido en numerosas ocasiones, pretenden reincidir en el delito de sedición cometido”.