El acontecimiento organizado por el Ayuntamiento, con la colaboración de ‘Festivales con Encanto’, ha llenado las calles y comercios del municipio y ha conseguido la asistencia de más de veinte mil personas.

El Primer Festival del Queso y del Vino de Tordesillas ha conseguido una impresionante repercusión. El acontecimiento organizado por el Ayuntamiento, con la colaboración de ‘Festivales con Encanto’, ha llenado las calles y comercios. Más de veinte mil personas acudieron al municipio, y la ocupación hostelera ha superado el 80%. Esto ha ocasionado una repercusión económica notable en los hoteles, restaurantes, cafeterías, bares y diversos establecimientos de la comarca.

Miguel Ángel Oliveira, alcalde de la localidad, presidió la Gala de entrega de los Premios de este Primer Festival. Junto a él estuvieron diferentes miembros de la corporación municipal, además del Subdelegado del Gobierno de Valladolid, Emilio Álvarez. Entre los premiados estuvo el Parador de Tordesillas. En el apartado de ‘Creación Artística’ se ha reconocido al actor Miguel Ángel Muñoz por su documental ‘La Tata’. Esther Eiros, que tiene en Onda Cero su programa ‘Gente Viajera’, ganó la categoría ‘Creación Comunicativ’” y Sara Escudero, cómica, presentadora, escritora y guionista, recogió el premio a la ‘Mejor Labor Social’. Otro de los galardones fue para el conocido chef Pepe Rodríguez, como ‘Mejor Divulgación Gastronómica’, por llevar los sabores culinarios a cada rincón del país y por su trayectoria.

Además, también se entregaron los diferentes premios de los certámenes culturales, deportivos y gastronómicos que se habían organizado con motivo del Festival. Gracias a la I Carrera de Disfraces del Queso y del Vino se han donado 1.116 euros a la Asociación de Cáncer de Mama Metastásico.

Los más de veinte mil visitantes han podido disfrutar de una variadísima propuesta cultural dirigida a todas las edades. Las degustaciones de queso y vino han sido los principales alicientes, aunque el Festival Música de Raíz también tuvo mucha afluencia. Pese a la lluvia, que obligó a suspender algún concierto como el de Bertín Osborne, muchas actuaciones pudieron cambiar de día y celebrarse sin problema.