Los rojiblancos fueron muy superiores durante todo el encuentro y vencieron por 1-0 a los ribereños gracias al tanto de David Sanz en la segunda parte

Informa: Andrés Villagarcía

Fotografía: Henar García Barrio

El play-off de ascenso a 2ª RFEF aún no está perdido para el Atlético Tordesillas. Los rojiblancos dependen de lo que hagan este domingo Atlético Bembibre y Real Ávila, pero hicieron su trabajo para mantener las opciones y lograron vencer a la Arandina por 1-0 gracias al tanto de David Sanz mediada la segunda parte tras un encuentro en el que fueron muy superiores a su rival, que llegó a Las Salinas con el billete sacado para el play-off pero sin asegurar la primera posición del grupo.

Un Torde plagado de bajas, presentó un once extraño en defensa, con Luismi como lateral derecho e Ivi como central izquierdo. Algo inédito en la temporada, pero que Chuchi Macón se vio obligado a poner tras la sanción de Héctor Blanco y las molestias de Herva. Por si fuera poco, a los siete minutos de partido, David Gómez, el único central natural se lesionó y tuvo que salir un mermado Herva que duró otros ocho sobre el terreno de juego, pues a los 15 se tuvo que retirar a los vestuarios tras volver a lesionarse en una acción de mala suerte. Abraham saltó en su sustitución y la zaga rojiblanca ya fue algo más reconocible con Ivi como lateral derecho, Prada y Abraham como centrales y Villa en el lateral izquierdo.

A pesar de las interrupciones y de un inicio de encuentro en el que parecía que ninguno se jugaba nada, el Tordesillas empezó a dominar el juego con una Arandina bien posicionada, pero encerrada en su campo. Las bandas rojiblancas volvieron a ser determinantes en el encuentro y Ayllón comenzó a crear peligro desde la derecha. El extremo tuvo la primera gran ocasión del encuentro con un disparo que detuvo Maxi. Minutos más tarde fue Ivi el que probó fortuna desde larga distancia, pero también se encontró con el guardameta visitante. Al filo del descanso, los tordesillanos dispusieron de dos faltas peligrosas en la frontal del área, pero ni David Sanz ni Villa encontraron portería.

Tras el paso por vestuarios, la Arandina refrescó las ideas y tras una primera parte en la que no se acercó al área de David García, salió con más ganas que su rival y creó verdadero peligro. A los dos minutos los ribereños ya dispusieron de un córner y después Diego Santín a punto estuvo de adelantar a los suyos, pero su remate se marchó rozando el larguero. El Torde poco a poco se fue recomponiendo del asedio de la Arandina y a base de lucha volvió a adueñarse del balón. Los rojiblancos dominaron el centro del campo, aunque los visitantes pudieron adelantarse de nuevo en el minuto 62 tras un gran disparo de Sagüés a la media vuelta que se fue por poco rozando el palo.

Tres minutos después, una gran combinación del Tordesillas propició el único tanto de la tarde. Luismi le puso el balón a Rafa desde la derecha, pero el remate del extremo pegó en el palo, aunque el rechace le cayó a David Sanz, que necesitó de dos intentos para que el balón acabara dentro de la portería tras detener Maxi el primero. El gol no sentó nada bien en las filas de los visitantes, pues a punto estuvieron de ver cómo la renta se aumentaba, pero de nuevo Maxi salvó a los suyos en el mano a mano ante Rafa realizando una gran parada. El partido se abrió y el Torde aprovechó los huecos para sentenciarlo con los hombres que habían saltado de refresco. Dani Díez en el minuto 88 lo pudo conseguir tras una genialidad desde casi treinta metros, pero el balón golpeó en el larguero.

No hay victoria que no sea sufrida para el Tordesillas en esta temporada y en los minutos finales llegaron los sustos, pues la Arandina se lanzó a la desesperada al ataque y dispuso de dos ocasiones muy claras para conseguir el empate. Rashiti se internó por la izquierda y Sagüés remató el balón que se marchó por poco por encima de la portería rojiblanca. La última fue para el propio Sagüés que esta vez disparó muy desviado y el encuentro murió con victoria local, la segunda de esta temporada ante la Arandina.

El Atlético Tordesillas corta la racha negativa de dos derrotas consecutivas y mantiene sus opciones de clasificarse para el play-off, aunque no depende de sí mismo, ya que necesita que el Real Ávila no gane este domingo al Atlético Bembibre para no perderlas del todo. Los rojiblancos se mantienen en quinta posición de la tabla con 35 puntos y un coeficiente de 1,4 puntos por partido, con los que llegará a la última jornada para enfrentarse al Real Ávila en el Adolfo Suárez el próximo domingo 9 de mayo a partir de las 18:00 horas.

 

Atlético Tordesillas: David García, Luismi (Camilo, min.78), David Gómez (Herva, min.7) (Abraham, min.15), Ivi, Villa, Héctor Vega, Prada, David Sanz, Ayllón (Dani Díez, min.78), Rafa (Diego Iglesias, min.78) y Torres.

Arandina: Maxi, Rovira (Lucas Nebreda, min.84), Munguía, Samu (Sagüés, min.60), Mozo, Peli (Juan Herrera, min.84), Koke (Yakovlev, min.60), Barbero, Zazu (Thabang, min.71), Diego Santín y Rashiti.

Goles: 1-0: David Sanz, min.65.

Árbitro: Calvo Antolín. Amonestó a los locales Villa, Ivi y Torres y a los visitantes Rashiti y Sagüés.

Incidencias: partido correspondiente a la quinta jornada de la segunda fase en el Grupo VIII de Tercera División disputado en Las Salinas ante unos 250 espectadores.