Décima jornada sin ganar de los rojiblancos que cayeron 0-3 ante el Real Burgos con un hat trick de Alberto Castro

Informa: Andrés Villagarcía

Fotografía: Henar García

El Atlético Tordesillas continúa una jornada más sin cortar la sangría de resultados en contra que está cosechando. Este domingo volvió a ceder en casa ante el Real Burgos por un contundente 0-3 que le deja una semana más en puestos de descenso, con seis derrotas consecutivas y acumulando diez jornadas sin conocer la victoria.

Los de Sedano eran sabedores antes de comenzar el encuentro que podía ser una jornada propicia para cortar esa racha negativa ante un equipo de su misma “liga” y que después de verse superados por conjuntos de mayor calibre en jornadas anteriores, podían volver a sumar una victoria que levantase el ánimo de todos en Las Salinas, pero sobre el tapete todo fue distinto.

Tras unos primeros diez minutos de partido en los que el Real Burgos salió en tromba al ataque y dispuso de varios córners a favor, el Torde comenzó a controlar el juego con los hombres de ataque muy participativos en el día de la vuelta de Alberto Veintimilla al once, que cuajó una gran primera parte, pero que se fue apagando en la segunda en la que apenas entró en juego.

Con Roberto Simón, Villa y Asamoah triangulando con buenas combinaciones en tres cuartos de campo, comenzaron a llegar las ocasiones de peligro a favor de los rojiblancos. Roberto Simón disparó demasiado alto un balón que le dejó Alberto tras una gran jugada individual y posteriormente Poveda tras una galopada por el carril izquierdo también tuvo el primero en sus botas, pero Ibai despejó a córner.

Cuando mejor estaban los rojiblancos, en una jugada a balón parado llegó el tanto del conjunto burgalés. Alberto Castro remató en el segundo palo un balón que venía de un anterior remate de un compañero y Farolo no pudo hacer nada para evitar el 0-1 en el minuto 28. Solo tres minutos después, el propio Alberto culminó una gran jugada personal a la contra con un fuerte disparo que superó al portero local por arriba y puso el 0-2. Si el primer tanto fue un duro varapalo, el segundo y tan seguido fue una losa que cayó sobre los jugadores del Torde que veían como de nuevo, en casa ante su público, les tocaba otra vez intentar remontar un partido que tenían dominado y en el que estaban mejorando la imagen de otros días.

Con la segunda parte, poco cambió en el encuentro. Al Torde ahora le costaba un mundo acercarse a la portería de Ibai ya que los burgaleses se limitaron a encerrarse en su campo, bien plantados sobre el césped, esperando los fallos y las precipitaciones de los locales para robar el balón y salir al ataque en busca de un tercer tanto que cerrase el partido.

Llegaron los cambios en ambos conjuntos, pero tampoco fueron revulsivo para un Tordesillas que en defensa esta temporada está carente de jugadores que le den ese empaque necesario para poder disputar los partidos de tú a tú y conseguir detener a delanteros de la talla de Alberto Castro, que dio un recital en Las Salinas. Farolo evitó el tercer tanto del ariete cedido por el Burgos CF con una gran mano abajo en el minuto 65 y cinco minutos después, Campos pudo poner el 1-2 que metiera a los suyos de nuevo en el encuentro, pero su disparo se marchó rozando el larguero.

Con los ánimos a flor de piel dada la situación del equipo, la temperatura subió en Las Salinas y se produjo una pequeña tangana tras una falta cometida por Julio, que también entró al campo en sustitución de Asamoah, y que acabó con amarilla para este, Villa y con la expulsión del preparador físico rojiblanco Alberto Ruiz “Mechas”, que se encontraba en la banda realizando ejercicios de calentamiento con algún jugador.

El parón no le vino bien al Torde que se despistó en los últimos minutos del objetivo de buscar la heroica y volvió a encajar otro tanto al contraataque. Alberto Castro culminó su gran tarde con otro golazo, poniendo el balón en la escuadra con toda tranquilidad del mundo desde la frontal, cerrando así el encuentro a falta de cinco minutos para el pitido final dejando a un Tordesillas muy tocado pero esperemos que no hundido.

Con tan solo seis puntos en el casillero, el “Atleti” continuará una semana más en puestos de descenso, tercero por la cola, a cuatro puntos de la salvación, antes de visitar el próximo sábado el campo del Júpiter Leonés ante el que buscará la primera victoria a domicilio de la temporada y así cortar la racha negativa de resultados.

 

Atlético Tordesillas: Farolo, Aitor (Campos, min.53), Poveda (Rafa, min.80) Miguel Hernández, Abraham, Héctor, Asamoah (Julio, min.65), Luismi, Alberto, Roberto Simón y Villa.

Real Burgos: Ibai, Alejandro, Diego (Hontoria, min.80), Carlos, Ovi, Negrín, David, Julián, Alberto Castro (Hugo, min.85), Bruju (Iván, min.61) y Javier.

Goles: 0-1: Alberto Castro, min.28; 0-2: Alberto Castro, min.31; 0-3: Alberto Castro, min.85.

Árbitro: Del Bosque García (abulense). Amonestó a los locales Abraham, Héctor, Julio, Villa, Roberto Simón y expulsó a su preparador físico Alberto Ruiz. Por parte visitante vieron amarilla Bruju, Julián, Ovi y expulsó por doble amonestación a Iván.

Incidencias: partido correspondiente a la décimo tercera jornada del grupo octavo de Tercera División disputado en Las Salinas ante unos 350 espectadores.