El Tribunal acordó este viernes suspender la celebración tras la petición realizada por PACMA,  considerando que la paralización «no ocasiona ningún perjuicio irreparable»

El Tribunal Superior de Justicia de Castilla y León acordó hoy viernes suspender de forma cautelar la ejecutividad de la Orden MAV/946/2022, de 5 de julio, dictada por la Consejería de Medio Ambiente, Vivienda y Ordenación del Territorio y publicada en el Bocyl del pasado 29 de julio, por la que se declara la conformidad de la adaptación de las bases del espectáculo taurino tradicional del Toro de la Vega que se celebra en la localidad de Tordesillas. El próximo martes, 13 de septiembre, es la fecha en que el Consistorio del municipio vallisoletano tenía previsto celebrar esta tradición este año, y contra este auto cabe recurso de reposición en el plazo de cinco días desde su notificación.

Quedan en suspenso de esa forma las nuevas bases reguladoras del festejo, que reformulaban lo previsto en el Decreto-Ley 2/2016, de 19 de mayo, por el que se prohíbe la muerte de las reses de lidia en presencia del público en los espectáculos taurinos populares y tradicionales en Castilla y León, en base al Acuerdo del Pleno del Ayuntamiento de Tordesillas, adoptado en sesión celebrada el día 3 de mayo de 2022.

Según recoge la sentencia, desde el TSJCyL se han dirigido a la Consejería de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio y al Ayuntamiento de Tordesillas para que, bajo la personal y directa responsabilidad del titular de la Consejería y del alcalde, se adopten las medidas necesarias para que se asegure la efectividad de la medida cautelar adoptada.

La sentencia responde a la petición realizada por PACMA, y llega tan solo un día después de que ayer jueves el Gobierno, a través del Ministerio de Derechos Sociales y Agenda 2030, presentara ante la Fiscalía de Medio Ambiente un escrito para que paralizase de forma cautelar la celebración del Toro de la Vega el próximo martes, por considerar que se trata de un “posible delito de maltrato animal”.

“Si como dice la Administración autonómica no se ha concedido todavía la autorización para el festejo taurino por el delegado territorial de la Junta de Castilla y León se está publicitando por el Ayuntamiento de Tordesillas la realización de un festejo no autorizado, por lo que no puede imputarse a la parte recurrente los perjuicios económicos que dice derivarían de la suspensión de la Orden aquí recurrida; perjuicios económicos que, además, ni siquiera se han acreditado indiciariamente”, recoge la sentencia.

Asimismo, el escrito destaca que “durante más de cinco años han tenido lugar las fiestas de Tordesillas, por lo que no se ocasiona ningún perjuicio irreparable a las mismas porque se celebren este año como han tenido lugar anteriormente con arreglo al mencionado decreto-ley, hasta tanto se resuelva el fondo del asunto”.