La administración regional ha informado este martes de la medida protocolaria, que se ha llevado a cabo también en seis siete aulas de colegios e institutos de toda la provincia.

Los positivos por PCR detectados en miembros de la comunidad educativa obligan a la Consejería de Educación a cerrar siete aulas en la provincia vallisoletana. En Valladolid capital, la medida afecta a un aula de los CEIP Miguel Hernández y Narciso Alonso Cortés, y del Colegio Ave María. Asimismo, la medida afecta a un aula de los CEIP Clemente Fernández de la Devesa, en Medina del Campo, y Margarita Salas, en Arroyo de la Encomienda; y de los IES Alejandría, en Tordesillas, y Santo Tomás de Aquino, en Íscar.

Los protocolos recomiendan poner en cuarentena a toda la clase cuando se trata de grupos de convivencia estable y los equipos COVID-colegios realizarán pruebas diagnósticas PCR a sus compañeros, así como a los docentes que hayan mantenido contacto con las aulas. La Junta de Castilla y León recuerda a los padres de los niños que estén pendientes de resultados de PCR que no los lleven a su centro educativo hasta que no termine el periodo de cuarentena.