Épico ‘Torde B’: remontada, penaltis y ascenso

Informa : Andrés Vilagarcía

El filial rojiblanco consigue el objetivo del ascenso tras superar al Renedo de Esgueva en la tanda de penaltis después de empatar el encuentro en el minuto 95

 Las grandes gestas necesitan de grandes héroes. El pasado sábado, esos héroes fueron los jugadores del Atlético Tordesillas B de Aficionados, el conocido como ‘Torde B’, quienes realizaron la gran proeza de la temporada para el club rojiblanco.

El equipo que dirige Miguel Encinas se jugaba ascender a Segunda División Provincial de Aficionados a un partido único, a una única carta. Tras realizar una gran temporada en la que solo han perdido un encuentro, los rojiblancos tenían que enfrentarse al Renedo de Esgueva -tercer clasificado de su grupo- en un campo neutral, que finalmente fue el de Viana de Cega, para decidir el equipo que subiría de división.

Pero el campo natural de Viana no iba a ser tan neutral. Las gradas estaban descompensadas gracias a que alrededor de ciento cincuenta aficionados rojiblancos se acercaron para animar a su equipo, ganando por goleada a los de Renedo y haciendo que pareciera las mismísimas Salinas.

Quizás esa excitación que da ver que tu afición se ha desplazado en masa para animarte, pudo elevar los nervios de alguno de los jugadores tordesillanos, que eran conscientes de lo que se jugaban desde el pitido inicial, pero que no influyeron tras él ya que el equipo saltó al césped como una auténtica locomotora.

Solo había transcurrido un minuto y el ascenso se puso de cara con el gol de Rodri Castellano, quien definió sin problemas a un lado del portero tras el pase lateral de Adri. Con esa intensidad inicial, los rojiblancos robaron el balón nada más sacar de centro el Renedo tras el tanto y en un pase largo hacia la banda izquierda, Piñeles lo recoge y saca un centro pasado que Adri remata a gol con una gran volea para poner el cero a dos.

El resultado tras las dos primeras jugadas daba la sensación que iba a ser más fácil de lo esperado para el Torde B, pero los rojiblancos quisieron dar emoción al ascenso y dejarlo hasta el último segundo. El cero a dos, lejos de tranquilizar al equipo, aumentó los nervios, la presión no era la de otras veces y las líneas estaban demasiado separadas en defensa.

El Renedo lo supo aprovechar y meterse en el partido tras recortar distancias desde el punto de penalti. Un balón cruzado a la espalda de Abel, pilló desprevenido a Benito, que estaba muy metido bajo los palos y a pesar de despejar el balón, también arrolló al delantero cometiendo el penalti del uno a dos.

El Torde B continuó atenazado, lejos de demostrar su mejor nivel, sin poder salir a la contra y siguiendo defendiendo muy separado. Solo diez minutos después, el empate del Renedo subió al marcador, al perder el Torde un balón tras un saque de puerta y filtrarlo entre líneas con una defensa rojiblanca algo pasiva. La remontada de los renedienses se consumó poco antes del pitido final de la primera mitad, tras un saque de esquina mal defendido por los rojiblancos que dejaron pasar un centro raso que acabó con el tres a dos dentro de la portería de Benito.

Algo había que cambiar tras el descanso si no querían que el ascenso se les escapara y Encinas movió el banquillo. Jairo y Álex entraron para dar más verticalidad y llegada a los rojiblancos, cosa que se consiguió. Pablito saltó a los diez minutos de la reanudación en busca de dar ese último pase que le caracteriza, dando más llegada al Torde, pero perdiendo el centro del campo rojiblanco.

El Renedo ponía el peligro en forma de contras muy peligrosas y eso obligó a recomponer el esquema en la zaga. Jesu sustituyó a Abel para colocar defensa de tres con gente rápida y contundente arriesgando en busca del empate, que llegó a poco del final.

La locura y la lotería de los penaltis

 Diez minutos restaban de partido y el Torde B logró el empate a tres en un barullo dentro del área tras un saque de esquina. Javi ‘Ventura’ dio aire en ataque a los rojiblancos sustituyendo a Enri y cuando mejor estaba el Torde, tras desaprovechar dos ocasiones de Adri y Álex, el Renedo consigue adelantarse en el minuto 90 tras una mala salida de Benito y poner el cuatro a tres en el marcador.

Todo parecía sentenciado, pero lejos de rendirse y expoleados por su afición, los tordesillanos se volcaron a la desesperada de nuevo a por otro gol que empatara el partido para llevarlo a la tanda de penaltis. En la última jugada, tras un saque de esquina al que había subido a rematar hasta el guardameta Benito, llegó el momento de los héroes. Álex recogió un rechace en la frontal y sacó un disparo raso pegado al palo que cruzó un bosque de piernas para poner el empate a cuatro, mandar el partido a los penaltis y llevar el delirio a la afición rojiblanca que se acercó hasta Viana.

Pero los héroes no se quisieron marchar sin terminar su trabajo y llegó el momento de la lotería de los penaltis para certificar el ascenso. Una tanda que, al igual que el partido, empezó con el Torde B por delante al fallar el Renedo sus dos primeros lanzamientos y Pablito y Rodri Castellano anotar los suyos.

Víctor erró el tercero para los rojiblancos y el Renedo no volvió a fallar. Pero Álex, con mucha seguridad, y Adri, con la jerarquía de ser el capitán, anotaron los dos últimos lanzamientos para dar un merecido y más que luchado ascenso a Segunda División Provincial tras un partido loco de playoff, que será recordado por mucho tiempo y difícil de olvidar.

Esta web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Si continúa navegando dará su consentimiento para su aceptación.

ACEPTAR