La Junta Local de Seguridad  se ha reunido con el objetivo de atajar cualquier riesgo sanitario, donde tanto Guardia Civil como Policía Local, se personarán en aquellos locales que no cumplan las normas, pudiendo ser multados tanto el propietario como los usuarios

El Ayuntamiento de Tordesillas ha celebrado en el día de hoy su Junta Local de Seguridad con la presencia de Delegación del Gobierno, Subdelegación del Gobierno, Junta de Castilla y León, Guardia Civil,  Policía Local y Protección Civil, con el objetivo de atajar cualquier riesgo sanitario durante las próximas semanas. Entre los presentes, el alcalde de la localidad, Miguel Ángel Oliveira, el Subdelegado del Gobierno, Emilio Álvarez, y los concejales Javier González, Jesús Carro, Miguel Ángel Posada, y José Luis Rojo.

En la reunión, se ha puesto de manifiesto el especial control tanto de bares, locales y espacios públicos, durante los días 8 y 12 de septiembre, donde en condiciones normales, debía haberse celebrado el Día de la Guía y el sábado de los Faroles. Para evitar cualquier sobresalto, tanto Policía Local como Guardia Civil, duplicarán su presencia en la localidad.

El alcalde de Tordesillas, Miguel Ángel Oliveira ha señalado como “especialmente nos preocupan los días 8 y 12 de septiembre. Una preocupación, que se une a la de los hosteleros por la envergadura que tienen las fiestas de Tordesillas pese a estar canceladas. Queremos dar tranquilidad a los vecinos, pues existirá un mayor número de agentes tanto de Guardia Civil como de Policía Local, que velarán por que no haya ningún altercado. Esperamos que todo salga según lo previsto y los vecinos cumplan con todas las medidas de seguridad”. Desde el Ayuntamiento, recuerda el primer edil, “se cancelaron las fiestas en su totalidad, y no habrá ninguna actividad festiva. Esperamos que este año pase pronto para poder celebrar ya las de 2021”.

Desde la Subdelegación de Gobierno, Emilio Álvarez, recordaba que “esta Junta de Seguridad Local era necesaria pese a no haber fiestas. El Ayuntamiento y la corporación están teniendo un comportamiento ejemplar al no convocar ningún acto público, lo que evitará aglomeraciones”. Álvarez ha anunciado el refuerzo de los servicios de la Guardia Civil, con la presencia de la Unidad de Seguridad Ciudadana tanto el día 8 y 12 de septiembre, a lo que se sumará una colaboración estrecha con la Policía Local para evitar cualquier incidencia”.

Precisamente y atendiendo a la legislación vigente, los bares, podrán contar en su interior con un 50% de su aforo, debiéndose respetar el 1.5 metros de distancia de seguridad, además del uso obligatorio de la mascarillas. En el caso de las terrazas, el aforo será de un 80% según lo autorizado por el Ayuntamiento, donde las mesas y sillas deberán permanecer distanciadas 1.5 metros y no podrá haber más de 10 personas por mesas. Relativo a los fumadores, estos tendrán que permanecer alejados dos metros del resto de clientes o usuarios. La hora de cierre será la 1:00 de la madrugada, no pudiéndose sentar ningún nuevo usuario en terraza desde las 00:00 horas.

Tanto Guardia Civil como Policía Local, se personarán en aquellos locales que no cumplan las normas, donde podrán ser multados tanto el propietario como los usuarios, que indebidamente, hagan caso omiso de las obligaciones. Las multas podrán ser calificadas de leves a muy graves, con importes a denunciar que oscilan desde los 100 euros por no llevar la mascarilla, hasta los 600.000 euros en el caso más comprometido.

Existirá también un exhaustivo control de las zonas más concurridas por parte de los cuerpos se seguridad, con presencia de patrullas de manera permanente en zonas como El Foraño, Calle Gutiérrez Mellado y la Plaza Mayor. También se controlaran las posibles fiestas privadas en casas particulares, donde se exceda el número máximo de personas.

Como destacable, el único acto oficial, que va a ser la misa del día de la Guía, va a ser retransmitido en directo para evitar que aglomeraciones, ya que a esta solo podrán acudir 70 personas.