El diputado responsable del área asegura que la decisión no depende de él, mientras que el alcalde, Miguel Ángel Oliveira, apunta que “no hay comunicación oficial” al respecto, aunque un supuesto cierre “no sería comprensible, y nos opondríamos rotundamente”, una posición que comparten Toma la Palabra y el PSOE

Los rumores acerca de la posibilidad de cierre del Parque de Bomberos que la Diputación de Valladolid tiene en Tordesillas se han convertido estos últimos días en asunto de actualidad. Después de que los propios bomberos de la institución provincial hayan mostrado su preocupación “al recibir la comunicación, de forma oficiosa” sobre un posible cierre de estas instalaciones, sin concretar fechas, los medios han preguntado este miércoles al respecto a Santiago Baeza, diputado responsable del servicio de extinción de incendios en la provincia. Baeza, en sus declaraciones, ha señalado que desconoce si el Parque se va a cerrar. “Ahora mismo estamos trabajando con seis Parques y sería una decisión política que no se sabe si se llevará a cabo”, señaló.

Como reacción a estas declaraciones, el grupo provincial Toma la Palabra ha exigido una aclaración del asunto al presidente de la Diputación, Conrado Íscar. “Cuando en diciembre de 2020 se firmó el convenio entre la Diputación y el Ayuntamiento de Arroyo de la Encomienda para instalar allí un nuevo parque, Toma la Palabra ya alertó de los rumores sobre este cierre, si bien la institución no se manifestó al respecto”, apuntan desde TLP.

La portavoz de su Grupo Provincial, Virginia Hernández, ha solicitado “una respuesta clara, sin circunloquios, sobre este posible cierre”. “Cada vez se está generando más ruido en torno a ello, y hay que recordar que el Parque de Bomberos de Tordesillas es el segundo con más salidas de toda la provincia por ser el principal apoyo para los demás”, sostiene Hernández, quien apunta que el supuesto cierre “provocaría una situación de inseguridad sin precedentes, por lo que, si es así, haremos todo lo posible para evitarlo”. El supuesto cierre del parque de bomberos de Tordesillas, inaugurado en marzo de 2006 (con un coste de 2.300.000 euros), significaría, en palabras de Hernández, “un retroceso terrible en la prestación de un servicio tan básico e imprescindible como es el de extinción de incendios, salvamento y protección civil”.

Miguel Ángel Oliveira: “Un supuesto cierre de este parque tan esencial sería un fracaso para toda la provincia, y nos opondríamos rotundamente”

Preguntado acerca de estas informaciones, el alcalde de Tordesillas, Miguel Ángel Oliveira (PP), ha salido al paso aclarando que el Parque de Tordesillas “no tiene por qué correr peligro, ya que la Diputación nos aseguró en noviembre que no está previsto ningún cierre en el corto-medio plazo”. “En todo caso, teniendo en cuenta que Tordesillas es cabeza de comarca, y que su Parque presta servicio a cerca de 35.000 personas, su supresión sería un fracaso para toda la provincia. Es un parque esencial y se especializa en accidentes de tráfico, debido a nuestra ubicación. No cabe la idea de que se vaya a suprimir, nadie lo comprendería. En ningún caso íbamos a permitir que se cerrase, nos opondríamos a ello rotundamente. No existe ninguna comunicación oficial al respecto, en cualquier caso”, señaló.

Rafael García Valea (PSOE): “El Parque es algo muy necesario que transmite tranquilidad a toda la comarca”.

Por su parte, el portavoz del PSOE en Tordesillas, y principal representante de la oposición en el municipio, ha señalado que, tras escuchar las declaraciones del diputado responsable, “suena a que, precisamente, quieren cerrar el Parque”. “Estamos completamente en contra de un supuesto cierre. No es un lujo, es algo muy necesario que lleva muchos años funcionando y que da aporta mucha tranquilidad a los vecinos de la comarca”.