Tras dos años sin procesiones, este año los pasos volverán a las calles, y desde la Junta local de Semana Santa se anima a todos los vecinos a participar como cofrades para cumplir el objetivo de ser declarados Interés Turístico Nacional

Vuelve la Semana Santa a las calles de Tordesillas. El arte y la grandeza de esta festividad en la Villa del Tratado se materializarán de nuevo en sus pasos para convertirse en el mayor museo al aire libre de la provincia. El presidente de la Junta de Cofradías, Isaías García, nos recibe para hacer balance antes de su celebración. “afrontamos esta cita con ilusión, aunque desconocemos la respuesta que podamos tener de los cofrades. Esperamos que, después de dos años sin salir -algo histórico, ya que nunca se había suspendido esta tradición-, desconocemos si la gente se animará a participar. Los que estamos preparando esta edición hemos puesto todo nuestro empeño para que las procesiones salgan a la calle”.

La principal novedad ha venido con el pregón, que este año se ha celebrado el sábado previo al Sábado Santo. La primera procesión será el día 8 de abril con la Virgen de la Caridad. Respecto a al pregón, este ha corrido a cargo de Ramiro Ruiz Medrano. “Ya iban a ser protagonistas en la Semana Santa de 2020, y dadas las circunstancias, con la cancelación, hemos querido que sean de nuevo ellos los protagonistas”.

Sobre las medidas a tener en cuenta, dado que aún nos encontramos en medio de una pandemia, relata que “nos han indicado un protocolo, aunque todas las Juntas Locales de Semana Santa de Castilla y León hemos realizado uno pormenorizado para tener una seguridad a la hora de iniciar nuestros actos. Sí que esperamos que desde la Junta nos puedan dar alguna indicación más, ya que algunas serán obligatorias y otras recomendables. Hemos solicitado que nos ayuden a hacer pruebas de antígenos antes de cada procesión. También nos han indicado que obviemos los instrumentos de viento cuando no se pueda garantizar la distancia de seguridad o se toquen en un espacio cerrado. Ello ha conllevado a que la Banda de Música de Tordesillas no haya acudido este año al pregón”, señala. Otra de las recomendaciones para este año será evitar cualquier tipo de congregación de personas en los templos para vestirse, por lo que los cofrades deberán venir con sus atuendos desde casa.

Tras dos años de parón, García considera que la suspensión de la Semana Santa de 2020 y 2021 han provocado “desilusión”. “La gente pensaba que nunca nos iban a poder cancelar la Semana Santa. Hemos estado sin ello, y la población piensa que va a seguir igual, pero la gente sigue teniendo miedo a congregarse”, apostilla.

En relación a la afluencia, Isaías apunta que, en las previsiones, son optimistas. “Creo que vamos a contar con una buena afluencia de personas. Son unas expectativas al alza, donde nuestros cofrades van a cumplir de manera escrupulosa el protocolo, se impondrá mantener distancias de seguridad, mascarilla FFP2 y test de antígenos a las andas y a quienes tocan. Los visitantes deberán ser consecuentes con las medidas y actuar con responsabilidad”. Las doce procesiones en programa mantienen el mismo recorrido que otros años, “ya que las calles por las que pasa la comitiva procesional va por vías lo suficientemente amplias como para no tener que alterar los itinerarios propuestos”. Todo está preparado, en resumen, para recuperar una tradición cultural “segura, necesaria y emblemática”.