El formación de izquierdas traslada esta queja a través de un comunicado, algo que ha sido tachado por parte del gobierno municipal de “oportunismo político, ya que podrían haber extendido esta denuncia a las autoridades pertinentes”.

Izquierda Unida en Tordesillas muestra mediante un comunicado a medios su malestar por el estado en el que se encuentran las inmediaciones de la residencia “Villa de Tordesillas”. Además,  puntualizan como “han saltado las alarmas por la aparición de unas imágenes con medicamentos tirados en las proximidades de los contenedores de basura.

Para la formación “se trata de algo que es necesario que el Ayuntamiento investigue ya que el contenedor no es sitio para tirar medicamentos” puesto que hay lugares específicos para ello y el hecho de que se trate del entorno de la residencia podría implicar que los medicamentos procedieran de su interior, lo cual sería un hecho bastante grave, aunque no necesariamente tiene por qué estar relacionado”.

Desde formación de izquierdas recuerdan que “no es la primera vez que la gestión de la residencia municipal, por parte de la empresa  Aralia Servicios Socio Sanitarios, es cuestionada por los tordesillanos y las tordesillanas. De hecho ya en 2017 hubo quejas relativas al mal funcionamiento de esta, algo que ha perdurado en el tiempo hasta ahora, de hecho el pleno municipal de Noviembre de 2020 aprobó un expediente incidental de imposición de penalidades a la empresa adjudicataria del contrato de gestión que buscaba supervisar, vigilar y controlar la calidad de los servicios prestados a los usuarios del centro”. Aunque, desde IU apuntan, que no se ha vuelto a saber nada más al respecto.

El gobierno municipal ha querido salir al paso de estas acusaciones a través de su alcalde Miguel Ángel Oliveira, quien ha puesto de manifiesto como “desconocían la situación. No entendemos como desde IU no se ha trasmitido esta queja a las autoridades pertinentes, optando por un comunicado a los medios. Hay que saber si la procedencia o no de esos medicamentos es de la residencia”. El regidor ha tachado esta actuación de “oportunismo político, ya que deberían de haber puesto en conocimiento esta situación en manos de la Guardia Civil o la Policía Local”. Sobre el estado de las inmediaciones a la residencia, el regidor ha aclarado que “muchas de esas parcelas son de titularidad privada, siendo estos los responsables de su limpieza. Desde el Ayuntamiento se les ha requerido en varias ocasiones su limpieza, pero se da la circunstancia que muchos de esos terrenos pertenecen a empresas que fueron a la quiebra y no es fácil ponerse en contacto con el actual propietario” ha apostillado.