A través de su nuevo libro, ‘Tordesillas: Vivencias de nuestro pueblo’, el historiador pone el foco en los testimonios y relatos que marcaron el día a día en la Villa en los últimos siglos.

El Ayuntamiento de Tordesillas ha presentado el nuevo libro del profesional de la educación, Juez de Paz y cronista de la villa Jesús López Garañeda. ‘Tordesillas: Vivencias de nuestro pueblo’, se trata de una crónica social editada por el Ayuntamiento a través de la Concejalía de Cultura, que recoge más de ochenta episodios y relatos. Todos ellos ponen el foco en las gentes más sencillas: “familias y personas trabajadoras y humildes que, sin saberlo, cimentaron la historia de nuestro pueblo”.

A la presentación, han estado presentes el alcalde de la localidad, Miguel Ángel Oliveira, el primer teniente de alcalde, José Luis Rojo, y los concejales Cristina Abril y Miguel ángel Posada. El regidor ha querido recalcar como “para Tordesillas es todo un orgullo. Desde el Ayuntamiento buscaremos siempre apoyar este tipo de iniciativas dedicadas a promulgar la cultura y tradiciones de nuestra villa. Hoy ve la luz esta obra literaria que relata las vivencias compartidas de las que esperamos en un futuro ser protagonistas”.

Profesional de la educación, Juez de Paz y cronista, Jesús López Garañeda guarda tras de sí una intensa trayectoria vital en la que destaca una fijación particular por la historia de Tordesillas. Después de publicar varias obras en las que ahonda en las raíces históricas de los tordesillanos, el escritor local acaba de publicar ‘Tordesillas: Vivencias de nuestro pueblo’, una crónica social editada por el Ayuntamiento de Tordesillas que que recoge más de ochenta episodios y relatos. Todos ellos ponen el foco en las gentes más sencillas: “familias y personas trabajadoras y humildes que, sin saberlo, cimentaron la historia de nuestro pueblo”.

La afición de Garañeda por la historia de Tordesillas se remonta a su juventud. Con tan solo 21 años -y en pleno servicio militar, prestado en la Cruz Roja- tuvo ocasión de publicar, en el Diario Regional, un truculento episodio acontecido en Tordesillas: el hallazgo de dos maletas repletas de joyas provenientes de un robo perpetrado en Burgos. “Me dieron la primera página en el periódico, y eso me animó a seguir escribiendo”, apunta el cronista, quien confiesa que, en cada pueblo en el que ha dado clase, siempre ha buceado en su historia en los archivos parroquiales. Esa fijación le llevaría a investigar los archivos de Tordesillas hasta conocerlos “al dedillo”. “Me enganchaban mucho las noticias que iba encontrando, cualquier cosa de mi pueblo me interesa, investigar puede llegar a ser adictivo”, señala.

En esta labor investigativa, no solo los registros y lecturas han ayudado, sino que otras personas han compartido con él hallazgos y curiosidades históricas, facilitando un trabajo conjunto. Pese a que a veces ha sido difícil recopilar testimonios directos de las familias -sobre todo en capítulos difíciles como la Guerra Civil- Garañeda confirma que “cada vez es más la gente que me llama para compartir sus recuerdos y darme información”. Gracias a todas estas fuentes, en las casi cuatrocientas páginas de este nuevo trabajo
podremos encontrar episodios que marcaron el devenir cotidiano de la Villa, con fotografías que mantienen viva la memoria de sus gentes. “Gracias a Juan Rodríguez y al Grupo Fotográfico ‘Ayer y Hoy’ he podido ofrecer imágenes inéditas. Todas las familias del municipio se verán reflejadas, puesto que todos somos, en parte, protagonistas de estos hechos”, apunta Garañeda, quien ha incluido en sus relatos a los habitantes de las pedanías de Villamarciel y Villavieja.

Preguntado acerca de la protección patrimonial de los vestigios que han presidido nuestra historia, el historiador considera que “en Tordesillas se ha esquilmado el patrimonio sin respetarse nada. Existe una enorme relación de cosas que han desaparecido: restos de conventos, la Puerta de la Villa o la propia picota, que marcaba la jurisdicción de la Villa”. Para Garañeda, mantener viva la memoria del pasado sirve para “forjar nuestra identidad como pueblo, obtener lecciones para no repetir nuestros errores y cimentar el porvenir”. “Conocer las raíces de tu pueblo es motivo de orgullo y nos ayuda a engrandecerlo y a evolucionar”, apostilla.

Como amante del mundo taurino, Garañeda alerta sobre los peligros que acechan a la tauromaquia a raíz de la crisis sanitaria y económica del Covid-19. “El mundo taurino está en la cuerda floja, en una situación muy delicada. La ganadería brava está en una situación crítica y la tauromaquia está en trance de desaparición, la están ahogando económicamente y acabará desapareciendo si no hay una reacción”, señala, preocupado acerca de lo que también supone una “pérdida patrimonial”.

‘Tordesillas: Vivencias de nuestro pueblo’ está ya a la venta en las librerías Carmela, Carlos y La Guía, con un precio simbólico que servirá además para apoyar a este sector en el municipio. En sus páginas abundan esos pedacitos de historias que componen un crisol de vivencias de nuestros predecesores, mostrándonos las penas y alegrías, los triunfos y los fracasos, de quienes lucharon por salir adelante, haciendo evolucionar, paso a paso, su pueblo.