El primer Teniente de Alcalde, José Luis Rojo, hace un repaso de la actualidad en su primer año como “compañero” de gobierno junto al PP

¿Cómo ha sido la voluntad de diálogo en la gestión de la pandemia?

Valoro muy positivamente el consenso que se ha producido entre los dos grupos municipales que conformamos el equipo de gobierno, pues todos los acuerdos tomados han sido por unanimidad.

¿Qué medidas han sido más prioritarias?

Algunas medidas se tomaron sin saber la que se nos venía encima, pues a primeros de año aprobamos una reducción en los impuestos de IBI, Agua, Rodaje, etc. En un primer momento lo primero era tomar medidas sociales, como el servicio a domicilio de alimentos y medicamentos que organizamos con Cruz Roja y Protección Civil, o la coordinación con más de 50 voluntarias para confeccionar el material. Es previsible que después de verano tengamos a personas de nuestro municipio con problemas económicos importantes, debido al crecimiento del desempleo. Para ayudar a paliar la parte económica de esta crisis, hemos mantenido reuniones con el sector del Comercio, Hostelería y Turismo, servicios en general, para tratar de relanzar y potenciar estos sectores, además de priorizar las compras en los establecimientos de Tordesillas.

¿Qué valoración hacen del primer año de legislatura?

Positiva, aún teniendo en cuenta lo que ha supuesto este parón de más de tres meses, que nos ha afectado de manera muy directa a la Administración Local, donde se ha producido una falta de actividad muy importante. Se ha cerrado el ejercicio 2019, año de transición entre dos equipos de gobierno distintos, donde se han obtenido unos buenos resultados ejecutándose más del 80% del presupuesto y con un superávit de 1,4 millones de euros.

¿Cuál es la valoración de las cuentas presentadas para este 2020?

Valoración positiva, como no podía ser de otra manera. Nos ha tocado modificar a la baja el borrador inicial con motivo de la crisis del Covid-19, el presupuesto de ingresos se ve afectado y reducido por esta crisis y, como consecuencia, había que reducir los gastos aún más teniendo en cuenta que debemos generar una partida importante destinada a gastos y ayudas para el Covid.

¿Qué postura mantienen en cuanto a la apertura de la piscina o la suspensión de las fiestas?

Sobre las piscinas nuestro planteamiento ha sido muy claro: no asumir riesgos que puedan poner en peligro la salud de nuestros vecinos, y ello pueda conllevar a un rebrote del virus. En cuanto a las Fiestas de la Peña, es más un tema de poder que de querer. La decisión ha sido tomada a raíz de la evolución de la enfermedad y asumiendo las normas dictadas desde las administraciones correspondientes.