El equipo que encabeza Óscar Serrano piensa en poder continuar con el proyecto que empezaron hace casi ocho años. 

Informa: Andrés Villagarcía

La temporada de fútbol entra en el último mes de competición y con ello el final de una temporada en la que el Atlético Tordesillas en lo deportivo ha vuelto a cumplir su objetivo principal de la permanencia y todavía persigue el sueño de clasificarse para el play-off. En los despachos también se acerca el final y parecía que el fin de una etapa en la entidad rojiblanca para la actual directiva encabezada por Oscar Serrano ‘Visva’, pero en los últimos días parece que la idea de intentar seguir al frente del club rojiblanco cobra fuerza.

Hace unos meses, el actual Presidente anunció en sus redes sociales que esta sería su última temporada al frente del Torde y con ello se abría la puerta a que alguien con algún proyecto distinto o continuista presentara su candidatura en las elecciones que se celebrarán este verano, pero ahora parece que la decisión de la actual junta directiva es la de volver a presentar una candidatura continuista en la que de nuevo Oscar, o bien el vicepresidente, Marcos Pérez, encabecen una nueva legislatura si son elegidos por los socios tordesillanos.

En estos casi ocho años dirigiendo al club, el Atlético Tordesillas se ha convertido en un referente, en lo deportivo e institucional, de la provincia de Valladolid e incluso de Castilla y León, siendo el único representante vallisoletano en Tercera RFEF. En lo futbolístico, se ha conseguido asentar al primer equipo en Tercera, cumpliendo diez temporadas consecutivas en la categoría la próxima temporada por primera vez en su historia. Las categorías inferiores han crecido exponencialmente en calidad y en cuanto a número de niños, compitiendo con trece equipos y la escuela en esta campaña, algunos de ellos en las primeras categorías provinciales. En lo institucional, cabe destacar la solvencia económica que se ha logrado en los últimos años, a pesar de las dificultades de los dos últimos, logrando salvar la gran deuda que arrastraba el club cuando la junta directiva actual cogió las riendas y que a punto estuvo de llevarle a la desaparición.

Todo ello parece haber dado alas a la idea de continuar de los actuales dirigentes, en los que parece que no se les agotan las ganas y quieren seguir haciendo las cosas cada vez mejor para que el Atlético Tordesillas siga creciendo como institución, apoyándose en la ayuda que desde el principio les han mostrado Ayuntamiento, empresas privadas con sus patrocinios y sobre todo el cariño de los aficionados. Ahora queda saber si esa idea se hace realidad, quien la encabezará, con qué personas contará y si competirá con alguna candidatura más en las próximas elecciones para optar a dirigir el Atlético Tordesillas las siguientes cuatro temporadas.