Ante la imposibilidad de celebrar su asamblea general, la directiva destaca la reparación de las cuatro columnas de la sacristía y de los escalones del Retablo Mayor.

Ante la imposibilidad de celebrar su asamblea general, la directiva de la Cofradía de Nuestra Señora de la Peña de Tordesillas ha dado a conocer todas las novedades de su actividad a los cofrades, devotos y vecinos de la Villa. Tal y como afirman, los informes están expuestos en la propia Ermita, para quien quiera conocer todas las cuentas y actividades, las cuales se han centrado en obras de mantenimiento y restauración del templo.

Además de destacar que, durante el pasado año, se arregló la grieta de la espadaña derecha, la cual se encontraba dañada por el nido de una cigüeña -se construyeron unos cartabones para evitar que el ave pudiera seguir desarrollándolo- este 2020 se ha procedido a acometer varios arreglos para mejorar el estado del Santuario. En primer lugar se ha procedido a arreglar las cuatro columnas de la sacristía, dañadas por la humedad, así como a la reparación de los escalones del Retablo Mayor, deteriorados por el roce de los floreros.

Asimismo, se informa de que se están enmarcando, en dos grandes paneles, las estaciones del viacrucis, también muy dañadas y restauradas, para colocarlas y conservarlas. “Tenemos que agradecer a todos los cofrades y devotos su fidelidad con nuestra Patrona de Villa y Tierra, ya que, a pesar de lo complicado de la carretera y, ante la imposibilidad de realizar la fiesta como años anteriores, no han faltado las continuas visitas a la Virgen, sobre todo en torno a la fecha de su festividad”, apuntan desde la Cofradía.