Conrado Íscar, presidente de la Diputación de Valladolid, anunció durante la inauguración de la tercera vivienda de la Red Provincial, en Nava del Rey, que la siguiente residencia para personas con discapacidad se ubicará en Tordesillas

El presidente de la Diputación de Valladolid, Conrado Íscar, ha hecho público, durante la inauguración de la tercera vivienda tutelada de la Red Integrada provincial, que Tordesillas será el cuarto municipio en recibir un hogar de estas características. El acto tuvo lugar en la mañana de este viernes y a este acudieron el propio Conrado Íscar, la alcaldesa de Nava del Rey, Blanca Martín, y el alcalde de Tordesillas, Miguel Ángel Oliverira, entre otros representantes políticos.

La vivienda tutelada busca que las personas con discapacidad lleven una vida lo más independiente posible y está orientada a favorecer la organización y las actividades domésticas, el cuidado de la salud y la convivencia en la vida diaria. «Agradecemos al presidente de la Diputación que nos conceda la cuarta casa tutelada a Tordesillas. Es algo que se ofreció a principios de legislatura y por ello, ya hemos estudiado el proyecto  para empezar a trabajar sobre el mismo y comenzar las obras de cara al año que viene», afirmaba Miguel Ángel Oliveira.

Tordesillas contaría así con otro centro de la Red Provincial, además del taller ocupacional dirigido a personas con discapacidad intelectual que ya se encuentra en el municipio. «Por nuestra parte ya hemos ofrecido la localización y el proyecto. La parcela es bastante grande y, además de la casa, queremos incluir una zona ajardinada y de huertos para los residentes. La casa estará ubicada entre la Avenida Santa Teresa y la Calle Catalina de Portugal», señalaba el alcalde.

La Red Integrada de Atención a Personas con Discapacidad trata de que se puedan mejorar el proyecto vital y la calidad de vida de las personas con discapacidad del ámbito rural de Valladolid. Atiende a personas tanto con discapacidad intelectual como con enfermedad mental grave o prolongada y cuenta con los servicios de:  talleres ocupacionales o prelaborales, centros de día y viviendas tuteladas. «Seguimos creciendo, manteniendo y defendiendo una red en la cual podemos atender a 268 personas de 72 municipios de todas las provincias. Para nosotros es un orgullo que la Diputación junto con los Ayuntamientos y la Junta hayamos apostado por la integración y por normalizar la situación de estas personas con un presupuesto que alcanza más de 1.800.000 euros», señalaba el presidente de la Diputación, Conrado Íscar.