El presupuesto ha aumentado un 30% respecto al año anterior llegando este año a 370.000 euros para buscar una población fija y joven en el medio rural

La Diputación de Valladolid ha abierto hoy jueves, 8 de abril, el plazo para presentar las solicitudes para acceder a las ayudas a la vivienda joven que convoca la institución provincial para fomentar el establecimiento y fijación de la población joven en el medio rural de la provincia, uno de los objetivos del V Plan de Juventud 2020-2023. Las candidaturas pueden presentarse hasta el 31 de diciembre y las subvenciones cuentan con un presupuesto de 370.000 euros, un 30 por ciento más que lo destinado a este fin en 2020.

Esta convocatoria, que también pretende fomentar la emancipación juvenil en el ámbito rural, se destina a jóvenes de la provincia, entre 18 y 36 años, ambos inclusive, que posean la nacionalidad española de alguno de los Estados miembros de la Unión Europea (en el caso de extranjeros no comunitarios deberán tener residencia legal en España) y que la renta de la persona solicitante o, en su caso, de la unidad familiar o de convivencia en que se integre no supere las cantidades, señaladas en función del número de integrantes.

La convocatoria establece cuatro líneas de subvenciones. La primera de ellas, línea A, dotada con 30.000 euros, son ayudas para sufragar el coste de los honorarios técnicos de redacción de los proyectos de construcción o rehabilitación de viviendas unifamiliares autopromovidas y las ubicadas en pisos en régimen de propiedad horizontal u otro tipo de viviendas no autopromovidas.

Una segunda línea B presupuestada con 115.000 euros contribuye a que los jóvenes puedan financiar las cuotas de los préstamos hipotecarios cuando se trata de la adquisición de una vivienda. La línea C, cuenta con la mayor cantidad de presupuesto financiada con 200.000 euros y ofrece ayuda para el pago de alquiler de la vivienda, exceptuando las viviendas de protección pública de promoción directa, los subarriendos, arriendos de habitaciones o parciales de viviendas, los locales que se usan como vivienda y los arrendamientos para uso distinto del de vivienda.

Y por último una línea D que apoya la financiación de las obras de reformas para la mejora energética, conservación y mejoras en la accesibilidad de la vivienda para lo que se consignan un total de 25.000 euros.